Enagás con potencial alcista de 4 euros

Enagás
Enagás

Los resultados de Enagás han superado holgadamente las expectativas de los expertos y algunos administradores patrimoniales recomiendan comprar sus acciones pues, según estiman, cuentan con un potencial alcista próximo al 25%. Señalan que se trata de un valor de bajo riesgo, potencial de revalorización y elevada retribución por dividendo. La acción opera en torno a 15,2 euros y calculan su precio objetivo en torno a los 19/20 euros.

Explican que los re­sul­tados se han visto im­pul­sados por au­mentar los ac­tivos en ex­plo­ta­ción en el cuarto tri­mestre (obras con­cluidas y ad­qui­si­cio­nes), así como por la efi­ciencia de la po­lí­tica de ahorro de cos­tes. En de­fi­ni­tiva, los in­gresos no re­gu­lados cre­cieron con fuerza y des­bor­daron las pre­vi­siones ba­ra­jadas por el con­senso de los ana­lis­tas.

La con­so­li­da­ción de la planta de Altamira desde sep­tiembre y la de Gaviota du­rante todo el año jus­ti­fican que el in­cre­mento in­ter­anual de los in­gresos to­tales haya re­pre­sen­tado un 15,4%. El Ebitda crece un 13,4% hasta 885,5 mi­llones de euros y el be­ne­ficio neto un 9,3% hasta 364,6 mi­llo­nes, lo que re­pre­senta un fuerte au­mento sobre el ob­je­tivo es­ta­ble­cido para 2011 por los ges­tores de la com­pañía, que su­ponía que el be­ne­ficio des­pués de im­puestos cre­ciera en torno a un 5%. El mayor in­cre­mento que se aprecia en el re­sul­tado bruto de ex­plo­ta­ción frente be­ne­ficio neto es el re­flejo del en­ca­re­ci­miento re­gis­trado en el coste medio de la deuda, que se ha in­cre­men­tado en el tramo final del año hasta un 2,82%, desde el 2,68% de los pri­meros nueve meses del año 2011. En cual­quier caso, el coste de la deuda fue in­fe­rior al 3,3% pre­su­pues­tado a co­mienzos de año.

En cuanto a las in­ver­sio­nes, es­tu­vieron en la línea es­pe­rada, ya que se ci­fraron en 781 mi­llo­nes, frente a 796 mi­llones en el año 2010. El en­deu­da­miento del grupo se in­cre­mentó en el ejer­cicio en 268 mi­llones de eu­ros, ya que pasó de 3.175 al cierre de 2010 a 3.443 mi­llo­nes, si bien en este im­porte se in­cluyen ya Altamira y Gaviota. No obs­tante, la re­la­ción deuda ne­ta/E­bitda ha caído desde 4,1 veces en 2010 hasta 3,9 ve­ces. La pre­vi­sión para 2012 es que los gastos ope­ra­tivos sigan cre­ciendo por de­bajo de los in­gresos ope­ra­tivos y que el Ebitda se in­cre­mente en torno a un 8%, con un di­vi­dendo es­ti­mado para el año que habrá cre­cido en un 22% sobre el ob­je­tivo re­fle­jado en el plan es­tra­té­gico.

Artículos relacionados