DESDE EL PARQUET

BME, una de cal y otra de arena

Expertos e inversores recibieron mal la noticia de que el efectivo contratado en renta variable en los mercados que gestiona Bolsas y Mercados Españoles (BME) durante enero se había cifrado en 69.993 millones de euros, con un retroceso interanual del 29,13%. Una evolución que, aunque no determina cómo será el conjunto del año, es significativa dada contención advertida en dicho mes en las tensiones periféricas, lo que refleja que los inversores no terminan de recuperar la suficiente confianza como para asumir riesgos.

En cualquier caso, el grupo cuenta con una caja estimada en torno a 300 millones de euros, que va a permitir distribuir también con cargo a 2011 un dividendo extraordinario. Un factor que jugará a favor de la cotización en los próximos días, junto a la confirmación del rechazo de Bruselas a la fusión de Deutsche Börse con NYSE-Euronext, lo que reaviva la posibilidad de un acercamiento de la gestora de las bolsas españolas, bien con el mercado alemán o bien con NYSE-Euronext.

Artículos relacionados