Telefónica y las restantes ‘telecos'

Telefónica
Telefónica

Las ac­ciones de la ma­yoría de las ‘telecos' eu­ro­peas no se han visto fa­vo­re­cidas por el re­lan­za­miento acu­mu­lado en los mer­cados en los co­mienzos del nuevo ejer­ci­cio. Entre los va­lores fa­vo­ritos de ciertos ad­mi­nis­tra­dores pa­tri­mo­niales fi­guran Telefónica y la ho­lan­desa KPN. Explican que esta úl­tima ha sido muy re­co­men­dada por ana­listas y ges­to­res, ante su ele­vada ge­ne­ra­ción de caja y la buena ges­tión fi­nan­ciera que ha de­mos­trado en los úl­timos tri­mes­tres, pero que, sin em­bargo, su co­ti­za­ción cae en 2012 más de un 13%.

Sus acciones operan en el entorno de los 8 euros, pese a que los expertos estiman su precio objetivo en las proximidades de los 14 euros; este valor abandonó la zona de los 12 euros en abril de 2011.

El caso de Telefónica es menos sangrante pues opera en torno a 13 euros, con un castigo acumulado en el año del orden del 2,5%. Muchos especialistas estiman su precio objetivo entre 17 y 18 euros, si bien otros expertos le otorga un mayor potencial en niveles cercanos a 20 euros. Afirman que el mercado ha recibido satisfactoriamente el mensaje de que el dividendo ya no es su prioridad, tras considerar que lo mantiene en un porcentaje interesante, lo que ha impedido que registre un castigo mayor que el resto del sector.

Explican que, pese a haber reducido sus retribuciones para 2012 y para 2013, la operadora española sigue ofreciendo uno de los dividendos mayores del sector, ya que supera el 10%, frente al 7% de media.

Afirman que la generación de caja de Telefónica sigue en niveles elevados y que, tras adoptar esta medida, ha incrementado su capacidad para afrontar la crisis, puesto que puede atender sus compromisos con los accionistas con mayor facilidad y permitirse seguir creciendo. Opinan que su endeudamiento tampoco será un problema para frenar su financiación, ya que se encuentra en niveles aceptables, manteniéndose su relación deuda neta/Ebitda en cotas próximas a las 2,5 veces y sus gestores tienen el objetivo de llevar la relación hacia la zona de 2,25 veces.

En cuanto a los resultados de 2012, los expertos son optimistas. Prevén que el Ebitda podría crecer entre un 10% y un 15%, estimando para el beneficio neto porcentajes de aumento muy superiores, pues argumentan que, aunque el negocio en España siga penalizado por el entorno económico, las últimas estrategias comerciales que ha desarrollado la compañía han determinado una mejora en los niveles de captación, lo que unido al impacto del ERE tendrá su repercusión en las cuentas. Opinan que los restantes negocios europeos se mantengan sostenidos y sigan pujante los latinoamericanos.

 

Artículos relacionados