PRIVATIZACIONES

El Gobierno entierra el diseño privatizador previo de AENA y opta por la venta directa a fondos

El precio de mer­cado de la red po­dría si­tuarse entre 13.000 y 16.000 mi­llones

AENA
AENA

El Gobierno ha de­ci­dido ace­lerar la pri­va­ti­za­ción de Aena pese a la es­casa ren­ta­bi­lidad que ofrece por ahora el ente gestor de los ae­ro­puer­tos. No han pa­sado ni nueve meses desde que se abor­tara el pro­ceso pri­va­ti­zador lan­zada por el Gobierno Zapatero, que es­taba en­tonces en sus úl­timos es­ter­to­res, y el eje­cu­tivo de Rajoy ha de­ci­dido re­tomar esa venta. Entierra eso sí el mo­delo de pri­va­ti­za­ción que es­tuvo a punto de ha­cerse realidad a prin­ci­pios de año.

El proceso se adelanta sobre el calendario inicialmente barajado por el Ministerio

Frente a la privatización de la gestión de los aeropuertos de Madrid Barajas y el Prat, que hubiera venido acompañada de la posterior salida a bolsa de Aena Aeropuertos, ahora el ministerio de Fomento se plantea la venta directa de una participación importante pero minoritaria de esta sociedad, que controla todos los aeropuertos de la red, según la escasa información que el Gobierno ha facilitando hasta ahora sobre el proceso a los grupos de interés.

La naturaleza del socio o los nuevos socios privados sería por tanto financiera, hecho que dificulta la presencia de operadores puros de aeropuertos o de constructoras con intereses en el negocio. Se perfila por tanto un proceso de venta más dirigido a la recaudación de dinero para paliar el déficit público que a la mejora de la gestión de la red. Es un proceso, salvo que medien cambios en las próximas semanas, más idóneo para fondos especialistas en inversiones que buscan una tasa de rentabilidad interesante, estable y larga en el tiempo. El objetivo es acometer la privatización parcial en el primer semestre de 2013.

En cuanto al precio de Aena, dado el nivel de ebitda que registrará este año, cercano a los 1.360 millones, podría situarse entre los 13.000 y los 16.000 millones, según distintas fuentes del sector.

Pese a los condicionantes del modelo, la ministra de Fomento, Ana Pastor,  ha invitado a las grandes constructoras a entrar en la puja. "Queremos que Aena cuente con socios españoles cuando en la primera mitad de 2013 lance el concurso público para buscar nuevos socios", declaraba Pastor durante su intervención en la asamblea de la patronal del sector Seopan.

La ministra considera que posicionarse en el capital del operador de aeropuertos permitirá a quien lo haga entrar en los países en los que Aena está presente, "actualmente en 28, además de en el primer operador aeroportuario mundial ".

No resulta difícil enumerar algunos de los posibles candidatos a participar en la licitación. Basta con repasar la lista de miembros de los consorcios que pujaron en balde por los aeródromos de Madrid y Barcelona a comienzos de año y detectar aquellos con mayor perfil financiero. A la privatización se presentaron siete consorcios empresariales.  Hubo seis candidaturas para cada aeropuerto, cinco en común para los dos, mientras que Abertis se sumaba la puja por El Prat y el grupo San José por Barajas.

Por **Barajas **optan los siguientes consorcios: Ferrovial Aeropuertos, CPP Investment Board European Holdings, IFM Luxembourg e Infinity Investments; GMR Infraestructure Limited; Changi Airports International, FCC Construcción y Siemens Project Ventures; Aéroports de Paris, Gip Ilex y Az-Argos; Fraport Ag Frankfurt Airport Services Worldwide, Global Oresme, Global Lubbock y Global Buridan; y Grupo San José, Cedicor y Global Miróbriga.

Los **interesados en el aeropuerto barcelonés de El Prat fueron esos **cinco primeros, además del consorcio integrado por Abertis Airports, Borealis e Ibervías. Acciona  acudió también al concurso en una sociedad conjunta al 50% con la alemana Fraport, aunque su objetivo era ir reduciendo su peso en esta empresa hasta el 20% a nuevos socios.

Para preparar la privatización, que inicialmente el Gobierno situaba en un horizonte más lejano. Aena ha puesto en marcha un plan de viabilidad cuyo objetivo básico es reducir la elevada deuda del ente, que supera los 14.000 millones de euros, y recortar los costes de explotación.  Para ello se ha puesto en marcha un plan de bajas voluntarias que afecta a 1.600 trabajadores, cerca del 10% de la plantilla, y se ha reducido la actividad aérea en los aeropuertos con menos tráfico de la red. Asimismo, se ha sacado a concurso la explotación de los espacios ‘duty free' para mejorar el nivel de ingresos.

 

 

 

Artículos relacionados