SECTOR FINANCIERO

La banca rinde cuentas con el mapa bancario aún abierto

Bankinter pre­senta sus cuentas tri­mes­tra­les, con las pro­vi­siones obli­ga­to­rias cu­biertas

Bankinter
Bankinter

Bankinter vuelve a inau­gurar este jueves la ronda de los re­sul­tados tri­mes­trales de la banca es­pañola, como ya ocu­rriera en los se­mes­trales al tomar el tes­tigo de Banesto, la en­tidad tra­di­cio­nal­mente más ma­dru­ga­dora en la ex­pli­ca­ción de sus cuen­tas. La con­se­jera de­le­gada de Bankinter, María Dolores Dancausa, se pre­senta con los de­beres cum­pli­dos, ya que el banco cu­brió al cierre de junio los sa­nea­mientos de los ac­tivos in­mo­bi­lia­rios (tóxicos y sa­nos), aunque su es­fuerzo se li­mi­taba a unos 275 mi­llones de euros por los dos reales de­cretos del mi­nistro de Economía, Luis de Guindos. "Era bueno para el banco no tener cargas pen­dien­tes", ase­gu­raba en­tonces Dancausa, que man­tiene el ob­je­tivo de in­cre­men­tar, de nuevo, un 20% el be­ne­ficio a fi­nales de este año, lo que lle­varía a un re­sul­tado de unos 130 mi­llones de eu­ros.

Bankinter, junto con Kutxabank tal y como recordaba hace unos días su presidente, Mario Fernández, en un desayuno informativo en Madrid, son de las pocas entidades que pueden sacar pecho en el cumplimiento de los nuevos requisitos que se han establecido a lo largo de este año en materia de provisiones. Además, las dos entidades han salido bien paradas en las pruebas de solvencia realizadas por Oliver Wyman, ya que han quedado incluidas en el conocido como Grupo Cero, en el que se encuentran los grupos bancarios que no necesitan capital adicional en el escenario más adverso dibujado para dichos exámenes.

En este sentido, Dancausa tiene el camino más allanado para explicar las cuentas del tercer trimestre, tradicionalmente más anodino para el sector financiero español al coincidir con las vacaciones de verano. Será muy significativo tanto la evolución del negocio en bancaseguros, por la alianza que el banco tiene con Mapfre, como la evolución de su filial aseguradora Línea Directa, que se ha convertido en la joya de la corona y de la que es una de las artífices la actual consejera delegada de Bankinter. Pero también habrá que examinar la evolución de los depósitos captados, con las agresivas ofertas que el banco ha puesto en el mercado en los últimos meses. Eso sí, los datos de la Asociación Española de Banca (AEB) del mes de agosto reflejan la creciente pérdida de pasivo por parte de los bancos, con un descenso del 10,2%.

Condicionantes internacionales

Los grandes bancos nacionales, Santander y BBVA, aprovecharán la próxima semana, el primero, y los últimos días del mes, el segundo, para dar a conocer su evolución a lo largo del tercer trimestre del ejercicio, en el que los negocios internacionales volverán a cobrar un mayor peso respecto a la actividad doméstica en España, lastrada por la situación de crisis económica y un paro en continuado aumento.

El Santander ofrecerá sus números el próximo 25 de octubre, en coincidencia con Sabadell y Catalana Occidente en el sector financiero, con un hito importante en este periodo: la salida a bolsa de su filial en México, una operación que le permitirá con holgura cumplir con las necesidades de provisiones. Su consejero delegado, Alfredo Sáenz, ya indicó que por "conflicto con normas internacionales" no podían dotar en su conjunto lo fijado en los dos reales decretos (unos 8.800 millones de euros), aunque aseguró que se cumplirá a finales del actual ejercicio. El grupo presidido por Emilio Botín ya ha cubierto más de 6.000 millones de euros de las provisiones fijadas.

BBVA, mientras tanto, llegará al 31 de octubre, el día previsto para rendir cuentas, con un importante fleco cerrado en las últimas horas, al acordar con los sindicatos la reducción de la plantilla de Unnim, el grupo financiero de las cajas catalanas que se adjudicó el grupo presidido por Francisco González. Eso sí, el consejero delegado del BBVA, Ángel Cano, tendrá que explicar cómo han evolucionado las provisiones realizadas hasta septiembre, ya que aún tenía pendiente de constituir más de 3.200 millones de los 4.600 a los que se veía obligado por los dos reales decretos del Ministerio de Economía.

En medio, el próximo 26 de octubre, el Banco Popular tiene previsto publicar sus cuentas trimestrales. Más allá de los meros datos, la ampliación de capital para cubrir las necesidades derivadas del informe de Oliver Wyman y las potenciales combinaciones con otras entidades en caso de que no logre los más de 3.200 millones necesarios serán los asuntos que centrarán la atención respecto al grupo financiero que preside Ángel Ron.

Diseño abierto

Precisamente, los resultados del tercer trimestre de la banca española se conocen con el nuevo mapa financiero nacional aún muy abierto, sin saber que posibles operaciones de fusión o integración se tendrán que realizar. Ibercaja, Caja 3 y Liberbank mantienen sus planes en solitario, pero todo hace sospechar que tendrán que afrontar algún movimiento corporativo. Lo mismo ocurre en el caso de BMN, después de que sus conversaciones con Banco Popular se desbarataran con los resultados de las pruebas coordinadas por Oliver Wyman.

Mientras tanto, la viabilidad de Bankia corre por separado del resto de las entidades controladas por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), como se reconocía hace unos días por parte de los responsables del Banco de España. Por su parte, las subastas de los otros tres grupos controlados por el FROB (Catalunya Caixa, NCG Banco y Banco de Valencia) duermen el sueño de los justos a la espera del mejor momento para reiniciarse.

 

Artículos relacionados