Estudio de ICEA para la Fundación Mapfre

Los españoles ignoran cómo funciona el seguro pese a que el 98,7% tiene uno

mapfre
mapfre

A pesar de que el 98,7% de los ho­gares es­pañoles cuentan con un se­guro, sólo el 8,4% sabe que la Dirección General de Seguros es el or­ga­nismo que su­per­visa el sec­tor. Y es que el se­guro sigue siendo un gran des­co­no­cido para la ma­yoría de la po­bla­ción, según se des­prende del es­tudio "La per­cep­ción so­cial del se­guro en España" ela­bo­rado por ICEA para la Fundación Mapfre. Del es­tudio se des­prende que la so­ciedad es­pañola des­co­noce las ins­ti­tu­ciones re­la­cio­nadas con el sec­tor. Así, el 76,1% no sabe que existe la Dirección General de Seguros y casi la mitad des­co­noce la exis­tencia del Consorcio de Compensación de Seguros, pese a haber sa­lido este úl­timo con fre­cuencia en los me­dios el pa­sado año como con­se­cuencia del te­rre­moto de Lorca.

Pese a ese desconocimiento el nivel de aseguramiento de los hogares españoles es elevado, ya que en el 99% de los mismos existe al menos un seguro. El más frecuente es seguro de Automóviles, que, por su carácter obligatorio, está presente en un 88,7% de los casos; seguido del de Hogar, en el 85,6% y el de Vida, en el 54,7%. Resulta curioso que la mitad de los encuestados tuviera un seguro de  Decesos y que más de la mitad de éstos fuera contratado por los padres de los asegurados, con lo que se trata de una póliza "heredada".

En las respuestas de las más de 2.000 encuestas telefónicas realizadas se dan algunas contradicciones evidentes, ya que el 91,5% cree que debería tener más información sobre el funcionamiento y característica del Sector Seguros, pero solo un 38,1% se suele leer con detenimiento las coberturas al contratar una póliza. Demanda más información pero no se lee la que tiene.

Según el informe, el 72,8% de los encuestados cree que el seguro proporciona tranquilidad ante un imprevisto y este beneficio es incluso superior a la cobertura económica que ofrece una póliza. Además evidencia que siete de cada diez españoles afirma sentirse protegido con los seguros que tiene contratados e, incluso, un 17,4% estaría dispuesto a contratar alguna póliza adicional para aumentar su nivel de protección, porcentaje que se eleva hasta el 20,4% en el caso de los españoles con un perfil de previsión alto, que es el 65% de la población. En el extremo opuesto, uno de cada diez ciudadanos, tiene una actitud más despreocupada y está dispuesto a asumir lo que suceda cuando ocurra.

La edad es uno de los factores que influye en el concepto que la población tiene sobre la necesidad de estar prevenidos ante posibles eventualidades. Así, entre los más jóvenes, sólo dos de cada diez se consideran muy previsores, actitud que se va incrementando según se cumplen años, hasta alcanzar un 73,4% entre los 55 y 65 años.

La situación económica es otro factor que influye en la percepción que los españoles tienen ante el seguro. Así, los hogares en los que la situación económica es menos holgada existe un comportamiento mucho más previsor (43,3%), mientras que en aquellos que disfrutan de un mayor poder adquisitivo ese porcentaje desciende hasta el 36,2%. Sin embargo, el precio es el factor determinante a la hora de contratar un seguro para el 56% de los encuestados.

A pesar de todo, la percepción social del seguro es positiva y los ciudadanos piensan que es necesario y útil.

Nuevo centro de proceso de datos de Mapfre

Por otra parte, el vicepresidente de Mapfre, Antonio Huertas, y el alcalde de Alcalá de Henares, Bartolomé González, han puesto la primera piedra en la ciudad complutense de lo que será el nuevo centro proceso de datos de la aseguradora, que almacenará y procesará los datos de los más de siete  millones de clientes que tiene en España.

Este nuevo centro, que sustituirá al actual ubicado en Majadahonda y triplicará el espacio de almacenamiento de datos de este último, empezará a funcionar en el año 2013 y permitirá mejorar la eficiencia operativa del tratamiento de los datos de la entidad, logrando un significativo ahorro de costes.

El complejo constará de tres edificios, dos centros de procesos de datos, que garantizan permanentemente la seguridad de toda la información (ya que sus sistemas están duplicados e incluso, en algunos casos, hasta triplicados) y un edificio de gestión, desde el que se controlarán ambos centros. El centro, que ocupará una superficie de casi 16.000 metros cuadrados, cuenta con una subestación eléctrica propia, lo que garantiza su funcionamiento en cualquier situación.

Artículos relacionados