LA SEMANA BURSÁTIL

Tregua a la espera de noticias de Washington y de Grecia

Las con­clu­siones de la asam­blea anual del FMI y del banco Mundial sobre la crisis eco­nó­mi­co-­fi­nan­ciera de los países desa­rro­lla­dos, así como no­ti­cias sobre Grecia y la fle­xi­bi­li­za­ción del fondo de res­cate eu­ropeo (EFSF), serán los prin­ci­pales fac­tores que de­fi­nirán el rumbo de los mer­cados esta se­mana. Los mi­nis­tros de Finanzas y los go­ber­na­dores de los bancos cen­trales de los países del G-20, en su reunión previa a las cum­bres, ce­le­bradas el pa­sado fin de se­mana en Washington, se com­pro­me­tieron a buscar una res­puesta coor­di­nada a la cri­sis, me­diante la adop­ción de las me­didas ne­ce­sa­rias para con­servar la es­ta­bi­li­dad, tanto en los sis­temas ban­ca­rios como en los mer­cados fi­nan­cie­ros.

Un mensaje que alivió los ánimos de los inversores al término de la última semana, pero quedó claro que se trataba sólo de una tregua, pues están curados de espantos, tras comprobar cómo pasan las semanas y, aunque aumentan las incertidumbres y las tensiones, los políticos europeos siguen agotando plazos y dejando para otra reunión la discusión de cualquier medida estructural que ya debería haber entrado en vigor.

En definitiva, los responsables económicos de la UE, en lugar de anticiparse a los acontecimientos para tratar de neutralizarlos, siguen muy por detrás y lo peor es que no parecen preocupados por ello. Un escenario insólito, pero que explica la situación general y las fuertes volatilidades de los mercados, pues si no se adoptan medidas rápidamente peligra la zona del euro. Por lo pronto, ya se descuentan las posibilidades de que el BCE rebaje tipos en octubre e instrumente mayores inyecciones de liquidez a la banca y a plazos más amplios. Ante el temor a que la inoperancia de los dirigentes de la eurozona provoque un nuevo episodio recesivo, el Ibex 35, que fue el índice que mejor balance registró la pasada semana, perdió un 4,67% y cerró en 7.998,60 puntos. La economía estadounidense, por su parte, aunque afectada por enfrentamientos políticos, ofrece mayores posibilidades de recuperación, pues sus autoridades monetarias instrumentan periódicas medidas de estímulo que, aunque discutidas, tienen su efecto reduciendo los tipos a largo y, con ello, el precio de las hipotecas. En fin, el mercado ha quedado a expensas de noticias concretas auspiciadas por el FMI, el Banco Mundial y el G-20. Si las conclusiones de estas reuniones logran que los inversores otorguen un margen de confianza, el euro, la renta variable y las deudas periféricas rebotarán. En este caso, el Ibex 35 se enfrentará rápidamente a la resistencia de los 8.500 puntos. En caso contrario, volverá a tantear el soporte de los 7.600. En cualquier caso, los inversores tienen la esperanza de que se adopten nuevas medidas en la UE y en EEUU, antes de que sea demasiado tarde.

También tendrán su influencia en el proceso de formación de las cotizaciones un aluvión de referencias macroeconómicas que se publicarán esta semana, especialmente en Estados Unidos. Así hoy, en Europa, se dará a conocer, en Alemania, el clima empresarial de septiembre que elabora el Instituto IFO y, en EEUU, las ventas de nuevas viviendas en agosto. Mañana, en la UE, el Tesoro español subastará letras a 3 y a 6 meses; se dará a conocer la evolución de la masa monetaria (M3) de la eurozona en agosto y, además, en Alemania se publicarán el IPC armonizado de septiembre y la confianza de los consumidores en octubre. Por su parte, en EEUU, se conocerán la confianza de los consumidores en septiembre, que elabora Conference Board, y el índice manufacturero de Richmond en septiembre.  

El miércoles, en Europa, se hacen públicos el PIB francés del segundo trimestre y las ventas minoristas de Alemania en agosto. Y, en EEUU, los pedidos de bienes duraderos de agosto.

El jueves, en la UE, se conocerán el IPC armonizado de España en septiembre, la tasa de paro alemana del mismo mes, y los datos de la eurozona, también de septiembre, de clima empresarial, sentimiento económico y confianza del consumidor. En EEUU, se publicarán: las solicitudes de subsidio por desempleo cursadas la semana anterior, el dato definitivo del PIB del segundo trimestre y el indicador de precios (PCE) del segundo trimestre. 

Finalmente el viernes, en Japón, se publican la tasa de paro de agosto y la producción industrial del mismo mes. En Europa, el IPC armonizado de septiembre en la eurozona y la tasa de paro de Italia en agosto. En EEUU, se dan a conocer: los ingresos y gastos personales de agosto, el índice de confianza del consumidor en septiembre de la Universidad de Michigan y el índice manufacturero de los jefes de compras de Chicago también de septiembre. 

 

Artículos relacionados