UN BANCO EN EL RETIRO

Los pepinos de Don Tancredo

La in­mo­vi­lidad del Gobierno irrita tanto como la de los to­reros co­bardes

Pepinos
Pepinos

Un es­pec­táculo tau­rino, nor­mal­mente ves­per­tino, las noc­turnas de Las Ventas, ofre­cían como plato fuerte el nú­mero de Don Tancredo; in­mó­vil, en el centro del ruedo, dis­fra­zado de ve­ge­tal, aguar­daba la arre­me­tida del toro. Pero la in­mo­vi­lidad le pro­por­cio­naba pro­tec­ción. El bicho se apro­xi­maba, ol­fa­teaba y se mar­chaba. No siempre de­fi­ni­ti­va­mente. Solía volver y ahí es­taba la va­lentía y ha­bi­lidad del ar­tista. La má­xima quietud como su­prema de­fensa. Este fes­tejo hace ya mucho que no se prac­tica en los ruedos pero, al pa­re­cer, ha to­mado carta de na­tu­ra­leza en otras ins­tan­cias. Autoridades ale­manas re­gio­nales han olido el pe­pino y le han aco­me­tido sin pie­dad. Otras au­to­ri­da­des, fe­de­ra­les, han sido menos di­rec­tas, pero han de­jado las cosas como es­ta­ban; es de­cir, em­bes­tida al ase­sino pe­pino es­pañol. Don Tancredo ha sido la res­puesta de las au­to­ri­dades es­paño­las. Inmovilidad hasta que el as­tado se re­tire.

Una medida fitosanitaria no probada ha servido de coartada para incumplir uno de los principios básicos de la construcción europea: la libre circulación de mercancías. Las normas comunitarias son muy exigentes en estos supuestos precisamente para impedir prácticas protecciones contrarias a la libertad de comercio. Las autoridades alemanas no han respetado los procedimientos y las autoridades españolas no han sido lo suficientemente diligentes a la hora de defender a capa y espada los intereses de sus ciudadanos.

De los pepinos se ha pasado a los calabacines, los tomates, a los productos hortofrutícolas en general. ¿ Por que no a los melones o las peras? Estos españoles lo aguantan todo. Impasibles como Don Tancredo. Es un tema fitosanitario competencia de Agricultura y del SOIVRE. Pues no señores es un gravísimo caso de proteccionismo comercial; un flagrante incumplimiento del libre tránsito de mercancías entre Estados Miembros de la Unión Europea. El Ministro de Industria y Comercio y la Ministra de Asuntos Exteriores son los responsables inmediatos de anular esas prohibiciones. Ni se ha convocado al embajador alemán en Madrid ni nuestro embajador en Berlín ha presentado una queja.

Impasibilidad y actividad informativa de las televisiones europeas en El Ejido. Reportajes de los invernaderos, varios con los plásticos ya por los suelos, los cultivos han concluido su ciclo, de tal manera que las imágenes ofrecidas en las televisiones de Francia y El Reino Unido confirmarían una situación de descuido y abandono. Si no sabemos hacernos respetar nos tomarán por el pito del sereno con los pepinos o con El Mundial de fútbol. Hasta la televisión árabe de Al-Jazeera ofrece las imágenes de la BBC.

Sentado en mi banco de El Retiro, tan inmóvil como el más disciplinado Tancredo, me pregunto dónde se ha metido el Estado y su gobierno precisamente ahora que tanto se celebra la buena marcha de las exportaciones.

Artículos relacionados