EMPRESAS

Una ley muy ahorradora

Menos trá­mites para las so­cie­dades anó­nimas

El Gobierno es­tima que el pro­yecto de re­forma de la Ley de Sociedades Anónimas va a ge­nerar un ahorro de unos 28 mi­llones de euros a las em­pre­sas. Las mo­di­fi­ca­ciones a la nor­ma­tiva ac­tual­mente vi­gente de so­cie­dades tiene como fi­na­lidad pre­ci­sa­mente la re­duc­ción de cos­tes, además de su­primir los obs­táculos que di­fi­cultan el voto de los ac­cio­nistas y su par­ti­ci­pa­ción elec­tró­nica en las juntas ge­ne­ra­les. El pro­yecto de ley, que ac­tual­mente se tra­mita en el Congreso, no im­pli­cará au­mento del gasto pú­blico ni tam­poco tendrá in­ci­dencia en cuanto a un in­cre­mento de los in­gresos para el Estado, según la me­moria de im­pac­tos. Sí, "una re­duc­ción de costes para las em­presas muy re­le­van­te".

Sólo la derogación de la exigencia legal de que la modificación de los estatutos sociales se anuncie en varios periódicos, más la supresión de la obligación de que la disolución de la sociedad anónima se publique en uno de los diarios de mayor circulación en el lugar del domicilio social, supondrán un ahorro de más de ocho millones de euros para las empresas, siempre según los cálculos del Gobierno.

La reforma de los procedimientos para convocar la junta general de accionistas, ampliando a las sociedades anónimas el régimen vigente para las de responsabilidad limitada (SL), lo que conlleva una reducción drástica de sus requisitos de publicidad, supondrá un ahorro de otros 11,31 millones de euros.

La reducción de la obligación de dar publicidad en el Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme) la disolución de la sociedad, y la eliminación de anunciarlo en la prensa, junto a otras medidas de recorte de los costes de liquidación de las sociedades anónimas, incluida la supresión de la obligación de vender los inmuebles bajo subasta, supondrá, según los cálculos realizados por el Gobierno, un ahorro de 5,79 millones de euros.

El cálculo de 28 millones de euros en ahorro para las empresas por la reforma de la Ley de Sociedades Anónimas se completa con otros tres millones en reducción de costes. La nueva norma, una vez que sea aprobada por el Parlamento, corregirá también la actual contradicción existente entre el plazo que debe mediar entre la publicación de la convocatoria de la junta general de accionistas y el que se exige para la celebración de la junta a solicitud de la minoría de éstos.

 

texto....

Artículos relacionados