LA CELOSÍA

La Agencia Tributaria, alar­mada por la brutal caída de los in­gresos en el im­puesto de so­cie­dades de las grandes em­presas

El grupo Ferrovial se imputa 85 millones de ingreso fiscal con un beneficio de 1.730 millones

La em­presa que pre­side Rafael Del Pino cuenta to­davía con un cré­dito fiscal de 1.386 mi­llones

Rafael del Pino, Presidente de Ferrovial
Rafael del Pino, Presidente de Ferrovial

El des­plome de los in­gresos fs­cales por el im­puesto de so­cie­da­des, que el año pa­sado apenas al­canzó una re­cau­da­ción de 16.198 mi­llones de eu­ros, lo que su­pone un des­censo del 64% desde 2007, y un 19,8% in­fe­rior a lo in­gre­sado un año an­tes, ha desatado todas las alarmas en la Agencia Tributaria y el Ministerio de Economía es cons­ciente, al igual que ocurre en otros paí­ses, de que la in­ter­na­cio­na­li­za­ción de las em­presas está ori­gi­nando agu­jeros ne­gros fis­cales a los que hay que poner freno. De los más de 9.000 mi­llones de euros re­cau­dados este año en la lucha contra el fraude es ma­yo­ri­taria la parte que co­rres­ponde al im­puesto de grandes em­pre­sas, según fuentes de la ins­pec­ción de Hacienda. Muchas de ellas están el punto de mira, aunque sus cuentas y li­qui­da­ciones pa­racen lim­pias.

La elusión fiscal se consigue gracias al buen y costoso asesoramiento del que disponen las multinacionales, incluidas las españolas. El beneficio de las compañías que cotizan en el Ibex 35 aumentó el año pasado casi en igual proporción que cayó la recaudación fiscal, entre otras causas debido a las primas por reinversión que creó Rodrigo Rato cuando era ministro y a que los dividendos procedentes de las filiales extranjeras no tributan.

El primer caso del que se tienen ya cifras contrastadas es el de Ferrovial, empresa concesionaria y constructora española cuyas ventas proceden ya en un 69% del extranjero y en más de un 80% cuando se trata del resultado bruto de explotación.

El grupo que preside Rafael del Pino y sobre la que su familia ejerce el control efectivo, con cerca del 44% del capital, ha registrado no un gasto sino un ingreso de 85 millones en concepto de impuesto de sociedades a pesar de haber obtenido un beneficio antes de impuestos de 1.730 millones, según datos aportados por la propia sociedad.

Ferrovial ha conseguido un tipo efectivo final negativo del 4,9% en el grupo de empresas, que operan en España, Estados Unidos, Canadá y Reino Unido, fundamentalmente. Los 85 millones de ingresos resultan de impuestos totales negativos por valor de 47 millones en España, 240 millones en Reino Unido, compensados con los tipos positivos que pagó en Estados Unidos, 12, Canadá, 50 y el resto de países, fundamentalmente Polonia y Chile, donde sí le salía a pagar 140 millones de euros.

De cara a los próximos ejercicios, Ferrovial cuenta con un importante colchón fiscal, que sólo en lo que atañe a crédito fiscal asciende a 1.386 millones, de los cuales 706 millones corresponden a España.

La compañía sigue teniendo un problema de endeudamiento muy notable, de casi 20.000 millones de euros, lo que le obliga a renegociar el pago a vencimiento y vender activos. Así, la deuda de las autopistas españolas, Ausol y Radial 4 de Madrid, de casi 1.000 millones de euros, que vence este año está siendo renegociada con los bancos. En cuanto a la venta de activos, el objetivo para este ejercicio se centra en colocar un 10% del grupo aeroportuario británico BAA, cuya joya es el aeropuerto londinense de Heathrow. Esta venta no se produce en el mejor momento ante la carestía del combustible para los grandes clientes, que son las aerolíneas, y las incertidumbres sobre

Ferrovial celebrará junta el próximo 1 de abril, con una propuesta de dividendo con cargo a reservas de 221 millones de euros, ya que el beneficio de la matriz fue de 93,98 millones, de los cuales 88 se destinan también a dividendos. Uno de los aspectos novedosos de la auditoría de Ferrovial, que marcará el paso de otras sociedades es que incluye un párrafo de énfasis, indicación novedosa, en lo que atañe a la existencia de operaciones significativas con empresas del grupo. Se mencionan las operaciones que Ferrovial ha facturado como constructora a las concesionarias del grupo y no han sido eliminadas en el proceso de consolidación. En concreto, obras y anticipos por valor de 712 millones que han originado un beneficio no eliminado de 25 millones.

La Celosía es el blog de Gonzalo Garteiz y se puede consultar en www.gonzalogarteiz.blogspot.com

 

Artículos relacionados