LA CELOSÍA

Los socios de Yoigo contabilizan con mucha diferencia el valor de la telefónica

Yoigo , el cuarto ope­rador de te­le­fonía mó­vil, tiene un valor "razonable" en li­bros de los so­cios que di­fiere ex­po­nen­cial­mente de­pen­diendo del socio que pre­sente las cuen­tas, bien sea TeliaSonera, ACS, Abengoa o FCC. La te­le­fó­nica de bajo coste per­te­nece a la so­ciedad Xfera , con un la­men­table his­to­rial, desde que co­men­zase su an­da­dura en el año 2000 gra­cias a que el go­bierno de Aznar premió a un grupo ilustre de afor­tu­nados con la cuarta li­cencia de te­le­fonía mó­vil.

ACS, la familia Benjumea, FCC, Vivendi como socio industrial, los March, entre otros, consiguieron por cuatro perras una autorización para operar, que en países como Alemania y Gran Bretaña costaron varios miles de millones de euros.

 

Para llegar al accionariado actual se produjeron una serie de acontecimientos, tecnológicos y de otro orden, algunos incluso penales, que hicieron de aquel sueño una pesadilla, y en el año 2006, ACS como principal accionista español de la operadora alcanzaba un acuerdo con la escandinava TeliaSonera para que ésta tomara el 76,6% del capital de Xfera, quedándose la empresa de Florentino con un 17% como segundo accionista y FCC y Abengoa, con un 3,44% y 3% respectivamente, como socios acompañantes.

Vayamos al valor de la compañía, que el año pasado consiguió grandes éxitos, con una captación de 777.000 nuevos clientes, un incremento del 51,6%, y un cuarto trimestre con un ebitda positivo, primer beneficio bruto en diez años de licencia.

TeliaSonera tiene contabilizado en su balance el paquete del 76,6% por 2.549 millones de coronas suecas, al cambio son 286 millones de euros, y supondría valorar el total de la compañía en 373 millones de euros.Los socios españoles, que han atravesado vicisitudes muy diferentes en Xfera, valoran su activo de manera radicalmente diferente.

 

Así, ACS , la compañía que preside el mandamás del Real Madrid, considera razonable imputar un valor de 79,2 millones al 17% de Yoigo, lo que supone a porcentaje equivalente un 20% más del neto contable marcado por la escandinava que controla la telefónica.Donde las diferencias se disparan sin dar explicaciones es en el valor que se imputa Abengoa. Su 3% de Yoigo lo valora en 33 millones de euros, que duplica con creces el contabilizado por Florentino. Para entender esta "prima" hay que remontarse a la ominosa compra de este activo. La familia Benjumea fue a título personal la propietaria del paquete cuando se concedió la licencia y lo traspasó a la cotizada que controlan por el mismo precio pagado, 25 millones, cuando la inversión se convirtió de alto riesgo. Mantener ahora una valoración tan alta  justificaría en cierto modo la discutida pertinencia de esa inversión.

El caso terminó en el juzgado, con una demanda con petición de prisión de la Fiscalía Anticorrupción contra los hermanos Felipe y Javier Benjumea, entre otros miembros de la familia. Finalmente, el juez archivó la causa al aplicar la doctrina según la cual  es necesario que exista la acusación particular, además de la pública.El paquete de FCC ha desaparecido este año del balance sin que la sociedad que comanda Baldomero Falcones haya comunicado nada al respecto.

En el ejercicio 2009, la participación en Yoigo estaba provisionada.Las dotaciones que TeliaSonera tiene en su balance para comprar el 23,4% que aún no controla, operación sujeta a unos condicionantes de beneficio en el plazo de 20 años de límite de la licencia, hasta 2020, suman 154 millones de euros (1.371 millones de coronas).

A CELOSÏA es el blog de Gonzalo Garteiz. Puede consultarlo en http://gonzalogarteiz.blogspot.com

Artículos relacionados