En la ope­ra­ción están tam­bién Caja Granada, la ba­lear Sa Nostra y la ca­ta­lana Caixa Penedés

AXA propone al grupo de CajaMurcia ceder la marca Mare Nostrum a cambio de un pacto de bancaseguros

La ase­gu­ra­dora exige un com­pro­miso por es­crito para co­mer­cia­lizar pro­ductos que no plan­teen con­flictos con Aviva, Caser y otras com­pañías

Banco Mare Nostrum
Banco Mare Nostrum

Las fu­siones de cajas de aho­rros, ya sean con­ven­cio­nales o vir­tua­les, están tras­to­cando el mapa de ban­ca­se­guros en España. La re­duc­ción de 45 en­ti­dades de ahorro a algo más de una quin­cena plantea pro­blemas de di­fícil so­lu­ción para al­gunas com­pañías de se­gu­ros, que se en­cuen­tran con que su socio se ha im­pli­cado en un grupo en el que otras ase­gu­ra­doras tam­bién tienen acuerdos de dis­tri­bu­ción de sus pó­li­zas. Todos saben que al final tendrá que haber un ope­rador único de ban­ca­se­gu­ros. O, como mu­cho, dos, uno para Vida y otro para No Vida, aunque esa op­ción no ter­mina de con­vencer a los grandes grupos de ban­ca­se­guros ni a las en­ti­dades fi­nan­cie­ras. Pero hasta ahora no se había visto que se vin­cu­lara la ce­sión de una marca a un acuerdo de ban­ca­se­gu­ros, como ha pro­puesto AXA al Grupo Banco Mare Nostrum, for­mado por CajaMurcia, CajaGranada, la ba­lear Sa Nostra y la ca­ta­lana Caixa Penedés. Una prueba más de que las ase­gu­ra­doras quieren apro­ve­char todas las opor­tu­ni­dades po­si­bles para ama­rrar la dis­tri­bu­ción de sus pro­ductos a través de las su­cur­sales de las en­ti­dades fi­nan­cie­ras.

Esta historia comienza el año pasado, cuando CajaMurcia impulsa una fusión virtual con otras entidades de ahorro del arco mediterráneo (Andalucía, Baleares y Cataluña). Precisamente para hacer valer esa conexión con el Mediterráneo, las cajas implicadas deciden bautizar el Sistema Institucional de Protección (SIP) como Grupo Mare Nostrum. Y al banco central de la sociedad, Banco Mare Nostrum. En siglas, BMN.

El problema es que la marca Mare Nostrum pertenece a AXA, al absorber el grupo asegurador de origen francés esa aseguradora, con gran actividad sobre todo en las islas Baleares. Los caminos de AXA, presente en España desde 1846 (cuando La Paternelle empieza a realizar operaciones en la Península), y de Mare Nostrum (que aparece en Palma de Mallorca en marzo de 1942), se encuentran en 1985, cuando la filial española, AXA Ibérica, compra la aseguradora mallorquina. En 1991 nace AXA Seguros, fruto de la fusión de Mare Nostrum, SICA Vida, Unión Condal y Paternal SICA.

Desde 1985, la marca Mare Nostrum pertenece a AXA. Y aunque se trata de una denominación comercial actualmente sin uso, la filial española del grupo asegurador francés cumple puntalmente con sus obligaciones de pago de tasas a la Oficina de Patentes y Marcas. Por tanto, esa denominación comercial sigue siendo propiedad de AXA.

Pese a ello, el grupo impulsado por CajaMurcia se presenta como Banco Mare Nostrum. De hecho, es la primera fusión virtual en ser bautizada. Y estalla el problema. AXA comunica a Grupo Banco Mare Nostrum que no puede utilizar esa denominación comercial. El Registro acepta la denominación social Grupo Banco Mare Nostrum, pero las cajas implicadas optan por utilizar como marca BMN para evitar problemas. AXA insiste en que no pueden utilizar esas siglas como denominación comercial, ya que supone asumir Banco Mare Nostrum. Y por tanto la marca en conflicto.

En diciembre de 2010, el Grupo Banco Mare Nostrum realiza una oferta de compra de la marca Mare Nostrum a AXA. A la aseguradora no le convence esa propuesta. Las conversaciones entre los dos grupos continúan y AXA propone al Grupo Banco Mare Nostrum la cesión de esa marca o denominación comrecial "de forma indefinida" a cambio de suscribir un acuerdo de bancaseguros consistente en la distribución de pólizas de ramos que no afecten a los pactos que las cajas integrantes de esta fusión virtual tengan con otras aseguradoras.

CajaGranada tiene como socio de bancaseguros en Vida y Pensiones a la multinacional británica Aviva desde 2002. Aviva pagó 36 millones de euros (más, como es habitual en estos acuerdos, una cantidad variable en función de los ingresos generados) en una operación que se hizo a través de Unicorp, la aseguradora de Unicaja (en la que el grupo británico entró con el 50% en Vida y Pensiones un año antes, desembolsando 150 millones). Aviva es también socio de bancaseguros en Vida y Pensiones de CajaMurcia desde 2007, tras haber puesto encima de la mesa 113 millones. Además de vender productos de Caser a través de sus sucursales, Caja Murcia, Caja Granada, Caixa Penedés y Sa Nostra son accionistas de la aseguradora controlada por 36 entidades de ahorro. Para añadir más ingredientes al problema, Caser cuenta entre su accionariado con competidores directos de AXA en Francia, como las mutuas MAAF y MMA.

El problema, según fuentes oficiales de AXA, es que ese principio de acuerdo para resolver el problema de la marca Mare Nostrum, y que parecía convenir a las dos partes, no se ha plasmado por escrito. "En las últimas conversaciones no llegamos a ningún acuerdo, ya que el banco de las cajas no se prestó a ningún tipo de compromiso concreto". Desde su postura, la solución de este asunto siempre ha estado "encima de la mesa" y consiste en que el banco "se comprometiera por escrito, y no de forma verbal, a distribuir durante un cierto periodo de tiempo una serie de productos detallados", para evitar conflictos con los acuerdos de las cajas con Aviva, con Caser o con otras aseguradoras.

AXA se mantiene "abierta" a una negociación con las cajas integrantes del Grupo Banco Mare Nostrum o BMN. Pero también deja muy claro que está dispuesta a recurrir a "medidas legales" para recuperar una denominación comercial que es de su propiedad. "Hay dos vías para llegar a una solución: o el acuerdo o la vía legal. Pero lo que está claro es que el propietario de la marca es el Grupo AXA y vamos a defender nuestros derechos", insisten responsables de la aseguradora. De momento, y por consejo de los servicios jurídicos y legales del grupo, AXA ha comunicado tanto a la entidad financiera como al Banco de España, que es el que gestiona el Registro de Bancos y Banqueros, que esa fusión virtual "no se puede llamar así".

En el banco de las cajas de ahorros que operan en el arco mediterráneo opinan que la razón social no supone problema alguno. Tanto en el Registro Mercantil como en el de bancos aparece Banco Mare Nostrum SA. Y que la denominación social es BMN, por lo que no se utilizan los términos Mare Nostrum en la marca. Por eso, mantiene su actual actitud, aunque también se declaran abiertos a una negociación con AXA para la distribución de seguros en sus sucursales que no planteen conflictos con los acuerdos de bancaseguros con otras compañías.

o....

Artículos relacionados