LA CELOSÍA

Un in­versor podrá com­prar a las cajas sus pa­quetes en Indra, Iberdrola, NH, etc... para su­perar el 30% sin ne­ce­sidad de lanzar una OPA

El Gobierno cuela otra 'enmienda Florentino' en el Decreto sobre las cajas

Exime de la ley de OPAs a quien ad­quiera las po­si­ciones en las par­ti­ci­padas de las cajas y los nuevos bancos

Florentino Perez
Florentino Perez

El Real Decreto pu­bli­cado el sá­bado por el Gobierno 2/2011 para el "reforzamiento del sis­tema fi­nan­ciero" aporta una no­vedad re­le­vante para la Bolsa, los mi­no­ri­ta­rios de al­gunas so­cie­dades y los afanes de al­gunos ti­bu­rones del mundo de las fi­nanzas y los ne­go­cios. Está ins­crita en la dis­po­si­ción adi­cional pri­mera bajo el epí­grafe "Excepción a la obli­ga­ción de for­mular una oferta pú­blica de ad­qui­si­ción en pro­cesos de re­es­truc­tu­ra­ción o in­te­gra­ción". Este ré­gimen de ex­cep­cio­na­li­dad, uno más de los que abundan en las leyes es­paño­las, en las que al­gunos pa­recen tener de­recho de per­nada al in­cluir un pá­rrafo que con­venga a sus in­tere­ses, sor­prende porque no so­la­mente da fuerza legal a una as­pi­ra­ción le­gí­tima como es la de eximir de una opa por pro­du­cirse cir­cuns­tan­cias so­bre­ve­nidas -hasta ahora ha sur­gido solo un caso en los pro­cesos de con­so­li­da­ción de en­ti­dades fi­nan­cie­ras, que fue el de Banco de Valencia-, sino que la nueva norma va mucho más le­jos. De he­cho, pa­rece una nueva edi­ción de la "enmienda Florentino" sobre de­re­chos po­lí­ti­cos, sólo que esta vez afecta a la vi­gente ley de OPAs..

La disposición adicional consta de dos párrafos. En el primero se dice que "quien alcance el control de una sociedad cotizada como consecuencia de procesos de reestructuración o  integración en el marco del Real Decreto 9/2009 (es decir, el que alumbró el fondo de rescate bancario FROB), no estará obligado a formular una oferta pública de adquisición en los términos previstos en el artículo 60 de la Ley 24/1988, más conocida por ley del Mercado de Valores, y que no es otro que el que regula en concreto en qué circunstancias un inversor debe hacer forzosamente una opa. Aquí se encuadra la exención al nuevo banco que preside Rodrigo Rato, que asume la participación, superior al 30% del Banco de Valencia, procedente de Bancaja, coaligada de Caja Madrid en la nueva entidad.

Hasta aquí lo que se preveía, pero alguien ha decidido regar el campo de juego con un punto y aparte, que no final, y añadir un segundo párrafo que reza así: "Lo dispuesto en esta disposición será de aplicación a las tomas de control en sociedades cotizadas (cualquier empresa que esté en Bolsa) derivadas del cumplimiento de acuerdos de reestructuración o integración celebrados ( y aquí viene lo sorprendente)  con posterioridad a la entrada en vigor del Real Decreto 9/2009.

Con esta redacción se da por bueno que la venta de participaciones en sociedades cotizadas que se lleven a cabo para fortalecer los balances de las entidades financieras sometidas a reestructuración, no estará sometidas al régimen de opas, según el cual no se pueden alcanzar porcentajes del 30% del capital de una cotizada sin lanzar una oferta a todos los accionistas y tampoco permite que diferentes inversores que sumen ese porcentaje pueden actuar en concierto.

En definitiva, y según la norma publicada en el BOE, quien alcance el porcentaje del 30% mediante la compra a una entidad financiera en apuros, léase caja o banco con déficit de recursos propios, de la participación en una sociedad cotizada, queda eximido de hacer la opa. Todo por la patria.

La medida no es baladí ya que las cajas sometidas a reestructuraciones y cuyo saneamiento pasa por vender activos cuentan con posiciones notables, superiores al 5, 10 y 20% en algunos casos,  que pueden ser determinantes en Indra, Iberdrola, Repsol, NH, Pescanova, Ence, Europac, Tecnocom y Sos, entre otras.

Esta medida aumenta el valor de estos activos en los nuevos bancos ya que es más fácil encontrar comprador a buen precio para porcentajes relevantes si la medida no conlleva lanzar una opa. La participación agrupada de BBK, Bancaja y otras, suma el 15% en el capital de Iberdrola, por debajo del 20% de ACS. Resultaría barato para Florentino Pérez superar el 30% en la eléctrica vasca si consiguiera que las cajas le vendieran su parte, en una operación. Y no necesditaría una OPA por el 100%, como requiere la ley del Mercado de Valores.

La cadena hotelera NH está en manos de las cajas de ahorros y del grupo Santander, prestamista de los dueños de Hesperia, que tienen el 25%. Casi un 20% de Tecnocom está en manos de la nueva caja gallega, una de las más necesitadas de vender, que también cuenta con el 25% de Pescanova. En la Indra de Javier Monzón suman más del 30% las participaciones de Cajastur, Caja Madrid y  Alba, donde los March han hecho caja con la venta de un 5% de ACS. En SOS, las cajas también son decisivas, con un paquete próximo al 30%.

El Gobierno tendrá que aclarar el alcance de esta disposición, que incluso podría amparar la superación del 30% en el capital de los nuevos bancos que se configuren, una vez que coticen en Bolsa, sin tener que hacer la opa de rigor.

La Celosía es el blog de Gonzalo Garteiz y se pude consultar en www.gonzalogarteiz.blogspot.com

Artículos relacionados