CAJAS RURALES

Aragón invita a la boda

Cajalón y Multicaja crean el tercer grupo

Larraz
Larraz

Los con­sejos rec­tores de Cajalón y Multicaja han apro­bado el pro­to­colo de fu­sión de ambas en­ti­dades para crear Nueva Caja Rural de Aragón, la ter­cera coope­ra­tiva de cré­dito más grande de España. Es el se­gundo mo­vi­miento en las cajas ru­rales (tras la in­cor­po­ra­ción de Córdoba a la fu­sión vir­tual entre la Rural del Sur y la de Extremadura) desde que se anunció el de­creto que en­du­recía las exi­gen­cias de ca­pital bá­sico. La ope­ra­ción, or­ques­tada por el Gobierno au­to­nó­mico y sobre todo por el con­se­jero de Economía, Hacienda y Empleo, Alberto Larraz, cuenta con la ben­di­ción del Banco de España. Y, por su­puesto, está abierta a la in­cor­po­ra­ción de otras en­ti­da­des, aunque la in­vi­ta­ción más clara se hace a la Caja Rural de Teruel.

El presidente de Cajalón, Bruno Catalán, cree que no habrá problema alguno para agotar el cupo de un centenar de bajas voluntarias: "Ya tenemos personal suficiente apuntado porque se van a hacer en condiciones apetecibles". En cualquier caso, asegura que "no habrá despidos forzosos". El director general, Javier Hermosilla, señala que, de las 335 sucursales que suman las dos entidades, sólo 28 se solapan y que no todas ellas tendrán que cerrar, sino que algunas cambiarán de ubicación. No obstante, se cree necesario cerrar unas 30 oficinas, menos del 10% del total. Los servicios centrales se integrarán en Zaragoza.

El presidentes de Multicaja, José Antonio Alayeto, destaca que el objetivo de la fusión es "ganar en eficiencia" para "sin renunciar a un modelo de banca cooperativa" y "garantizando los servicios que damos en el medio rural", donde no siempre llegan los bancos y otras cajas, "apostando por las pequeñas y medianas empresas" (pymes) y por sus más de 100.000 socios (unos 90.000 particulares y 8.000 empresas).

Catalán cierra la puerta a la transformación en banco, como están haciendo las cajas de ahorro: "Queremos seguir siendo una cooperativa de crédito" y mantener el destino de una parte de los beneficios al Fondo de Educación y Promoción (el equivalente a la Obra Social de las entidades de ahorro). "Eso va a ser inamovible", comenta el presidente de Cajalón.

Una vez esté en marcha la fusión entre Cajalón y Multicaja, "la idea es dejar la puerta abierta e invitar a cualquier caja rural de España, con preferencia a las de las provincias limítrofes". Y "por supuesto, a la Caja Rural de Teruel".

Los datos agregados de las dos entidades suman, al finalizar el pasado ejercicio, 25.797 millones de euros en activos, un volumen de negocio en torno a 10.000 millones de euros y unos recursos propios de más de 500 millones de euros. La red supone 335 oficinas (de ellas, 295 en Aragón, y el resto repartido entre Cataluña y La Rioja, principalmente, Valencia y Madrid), por lo que Nueva Caja Rural de Aragón es la segunda entidad financiera de esta comunidad autónoma, sólo superada por Ibercaja (una de las pocas cajas de ahorro que se mantienen solteras). La plantilla supera el millar de empleados.

La Nueva Caja Rural Aragón nace con una ratio  de morosidad del 3,94%, muy inferior a la media del sector. La ratio de solvencia asciende al 12%, con un capital básico del 10,9%, superando claramente las nuevas exigencias para las entidades no cotizadas impuestas por el Ministerio de Economía.

El protocolo de fusión establece que la presidencia de la nueva entidad será ocupada durante los tres primeros años por Bruno Catalán, presidente de Cajalón. José Antonio Alayeto, presidente de Multicaja, será copresidente, asumiendo la presidencia de Nueva Caja Rural de Aragón al finalizar el periodo inicial de tres años. La dirección de la nueva cooperativa de crédito será encomendada a los actuales directores generales de Multicaja y de Cajalón, Jose María Jiménez y Javier Hermosilla, respectivamente, de manera conjunta y solidaria.

Artículos relacionados