S&P confirma el 'rating' de Iberdrola y mejora a 'estable' su perspectiva

La agencia de calificación crediticia Stanndard & Poor's ha confirmado la nota a largo y corto plazo ('A-/A-2') de Iberdrola, así como de sus filiales, mientras que ha revisado al alza su perspectiva de solvencia, que pasa a 'estable' desde 'negativa', informó la calificadora de riesgos.

La agencia ex­plicó su de­ci­sión de me­jorar la pers­pec­tiva del 'rating' de Iberdrola por la me­jora de los in­di­ca­dores de cré­dito de la com­pañía eléc­trica gra­cias a sus só­lidos re­sul­tados ope­ra­ti­vos, unos in­gresos es­ta­bles pro­ce­dentes de ac­ti­vi­dades re­gu­ladas de bajo riesgo, la re­duc­ción de gastos y los be­ne­fi­cios pro­ce­dentes de las ti­tu­li­za­ciones del dé­ficit de ta­rifa, así como por las des­in­ver­siones de ac­tivos en curso.

"Prevemos que Iberdrola será capaz de man­tener sus in­di­ca­dores fi­nan­cieros de cré­dito en pro­por­ción a los de una nota a largo plazo 'A-' en el corto y medio plazo, a pesar de las di­fí­ciles con­di­ciones de los mer­cados y los con­ti­nuados des­equi­li­brios es­truc­tu­rales entre las ta­rifas eléc­tricas y los costes en España", ex­plicó la agen­cia.

Asimismo, S&P sub­rayó que el 'rating' de Iberdrola re­fleja su opi­nión de que la eléc­trica es­pañola es una de las com­pañías lí­deres en el sector de ser­vi­cios pú­blicos ('utilities'), be­ne­fi­cián­dose de grandes ope­ra­ciones geo­grá­fi­ca­mente di­ver­si­fi­ca­das, con pre­sencia en España, Reino Unido y EEUU.

"Nuestra va­lo­ra­ción tam­bién tiene en cuenta la na­tu­ra­leza re­gu­lada de las redes de Iberdrola en Europa y EEUU, así como la casi re­gu­la­ción exis­tente sobre sus ope­ra­ciones en re­no­va­bles, que en con­junto su­pu­sieron prác­ti­ca­mente el 57% del Ebitda de la com­pañía en el primer se­mestre de 2011, y pro­por­cionan es­ta­bi­lidad y pre­dic­ta­bi­lidad a la ge­ne­ra­ción del flujo de ca­ja", aña­dió.

Por otro lado, la ca­li­fi­ca­dora de riesgos des­tacó que el dé­ficit de ta­rifa eléc­trico en España ha se­guido acu­mu­lán­dose en el 2011 - aunque a un ritmo más lento de lo que lo hizo en 2010 - de­bido a las me­didas adop­tadas por el Gobierno es­pañol a fi­nales de di­ciembre de 2010.

"En nuestra opi­nión, esta de­ci­sión no de­bería afectar al ob­je­tivo ac­tual del go­bierno de un dé­ficit de ta­rifa total para 2011 de 3.000 mi­llones de eu­ros. Sin em­bargo, esta con­ge­la­ción de ta­rifas po­dría ser de im­por­tancia en 2012, cuando éstas ten­drán que au­mentar con­si­de­ra­ble­mente para sa­tis­facer el ob­je­tivo de 1.500 mi­llones de dé­ficit de ta­rifa para el sis­tema eléc­trico es­pañol en ese año", ad­vir­tió.

Artículos relacionados