Monitor de Latinoamérica

El país de Evo Morales pre­para su nueva fa­ceta de pro­ductor para re­cu­perar in­gresos

El narcotráfico crece en Bolivia y Venezuela

El Gobierno de EEUU men­ciona 20 países como pro­duc­tores o "países de trán­sito" de drogas

Narcotráfico
Narcotráfico

Estados Unidos ha vuelto a in­cluir a Bolivia, Venezuela y Birmania en su lista de países que no co­la­boran en la lucha contra el nar­co­trá­fico, aunque en el caso de los dos la­ti­noa­me­ri­canos se des­car­taron san­cio­nes, según una "certificación" que emite anual­mente la Casa Blanca. El in­forme anual sobre los "grandes pro­duc­tores o países de trán­sito" del nar­co­trá­fico en el mundo in­cluye a 20 es­ta­dos, de los cuales sólo a los tres ci­tados se les re­procha haber "fallado ma­ni­fies­ta­mente" en cum­plir con di­li­gencia la re­pre­sión del nar­co­trá­fico. Costa Rica, Honduras y Nicaragua apa­recen por pri­mera vez en la lista ge­ne­ral, que ad­vierte que América Central está su­friendo una cre­ciente ex­pan­sión del nar­co­trá­fico a causa de la pre­sión que su­fren las or­ga­ni­za­ciones cri­mi­nales en México y Colombia.

La "certificación" incluye este año a Afganistán, Bahamas, Birmania, Bolivia, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Haití, Honduras, India, Jamaica, Laos, México, Nicaragua, Pakistán, Panamá, Perú, República Dominicana y Venezuela. Panamá y Guatemala, que ya estaban en la lista, "son especialmente vulnerables por su ubicación geográfica", señaló el informe. "Datos de Estados Unidos y de la comunidad internacional demuestran un fortalecimiento continuo del narcotráfico entre América Latina y África Occidental, especialmente a través de Brasil y Venezuela", añade.

Aunque Brasil ha dejado de ser calificado como país de tránsito de la droga introducida en  Estados Unidos, "el control antinarcóticos en el país, que ocupa una gran extensión de territorio, preocupa seriamente". En 2009 se aprehendieron un total de 2,2 toneladas de cocaína a bordo de barcos que zarparon de Brasil rumbo a países europeos, advirtió el texto. Estados Unidos "reconoce la emergencia de Brasil como un líder regional", pero, como el resto de la Latinoamérica, "es importante que Brasil sitúe los narcóticos y el control del crimen en entre las máximas prioridades de su agenda de seguridad nacional".

Bolivia es el tercer productor de coca del mundo y las hectáreas destinadas al cultivo de la hoja de coca han aumentado desde que Evo Morales asumió el poder. Sin embargo, el alza, que este año ha sido del  1 por ciento, es menor que la de Perú y Colombia, los mayores productores de coca del mundo. Un estudio de la ONU afirma que la política de control de coca de Evo Morales está mostrando resultados con la diversificación en los cultivos.

En Venezuela, cuyas relaciones con Estados Unidos siguen sin encontrar espacios de entendimiento,  la reacción no se ha hecho esperar y su inefable Presidente, Hugo Chávez, ha lanzado sus habituales improperios contra Washington. "¿Quién le dio ese derecho (de emitir certificados) al gobierno de Estados Unidos? El primer gobierno que apoya al terrorismo y al narcotráfico es el de Estados Unidos; habría que colocarlo de primerito en la lista", dijo Chávez en un acto transmitido por la televisión estatal.

 La inclusión en la lista negra de países demasiado laxos en combatir el narcotráfico significa que el Presidente estadounidense puede vetar la concesión de fondos internacionales.

Chávez suele decir que su país es víctima del narcotráfico porque se encuentra en medio de la ruta entre el mayor productor mundial de cocaína, Colombia, y sus principales mercados, Estados Unidos y Europa. Sin embargo, Washington denuncia que Venezuela no hace lo suficiente para reducir el tránsito de estupefacientes en su territorio, que se ha convertido en un puente para el transporte de droga a Centro y Norteamérica, así como a países de África occidental antes de llegar a Europa.

 El líder bolivariano ha vuelto a denegar su plácet a Larry Palmer como embajador de Washington en Caracas, cuya embajada está sin titular desde que Chávez expulsara hace dos años al representante diplomático estadounidense en momentos de alta tensión entre los gobiernos. "El gobierno revolucionario que yo dirijo no aceptará la presencia en Venezuela del embajador que ellos pretenden designar en Caracas", dijo visiblemente irritado.

"Que ni se aparezca por aquí porque no lo dejaríamos entrar en territorio venezolano. Yanquee go home", agregó ante la algarabía del público reunido en un acto electoral de su Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

 

Artículos relacionados