DEUDA PÚBLICA

España ya no es Grecia ni Irlanda

Capta 7.036 mi­llones en le­tras, pero su­biendo tipos

El Tesoro Público es­pañol sigue en ra­cha, aunque por pri­mera vez desde la pu­bli­ca­ción de los re­sul­tados de las pruebas de re­sis­tencia de la banca eu­ropea (y en la que la es­pañola no sólo fue la más exa­mi­nada sino la que me­jores notas ob­tuvo) en ju­lio, ha te­nido que pagar más que en la subasta pre­ce­dente. Sin em­bargo, aguanta muy bien las com­pa­ra­ciones con Grecia y con Irlanda, que ayer tam­bién rea­li­zaron emi­sio­nes. Lo que de­muestra que el in­versor in­ter­na­cional ya no con­si­dera que España está en la misma si­tua­ción que Grecia, Irlanda o Portugal.

El Tesoro español captó 7.036 millones de euros en letras a 12 meses (5.279 millones) y a 18 meses (9.054 millones), cifra ligeramente superior al objetivo previsto, que fijaba un mínimo de 6.000 millones y un máximo de 7.000 millones. Como ya es habitual en las emisiones desde julio, hubo una fuerte sobredemanda: 14.165 millones, 9.054 millones en letras a 12 meses y 5.111 millones en las de 18 meses.

La novedad es el encarecimiento de la financiación de la deuda pública. Las letras del Tesoro a 12 meses se colocaron con un tipo de interés marginal del 1,938%, cuando en la subasta anterior, del 17 de agosto, fue el 1,899%. Y las letras a 18 meses pagan el 2,19%, frente al 2,15% de la emisión de agosto.

La prima de riesgo ofrecida a los inversores por los bonos españoles a diez años respecto al "bund" alemán descendía un punto con respecto al cierre del lunes, hasta los 174 puntos básicos. La rentabilidad de los bonos españoles a diez años en los mercados secundarios alcanzaba el 4,20%, frente al 2,45% del bono alemán a diez años. Y el coste de asegurar el bono español a cinco años se situaba ayer en los 233.300 dólares por cada diez millones de euros, por debajo de los 236.000 dólares del anterior cierre, según datos de CMA Datavision.

Si España tuvo un buen día, apenas empañado por el incremento del tipo de interés marginal de las letras del Tesoro a 12 meses y a 18 meses, en los mercados, también pueden decir lo mismo Grecia e Irlanda, con sobredemanda de títulos aunque con costes de financiación de su deuda pública mucho más elevados. En el caso irlandés hubo, como en España, incremento del tipo marginal.

Grecia logró colocar letras con vencimiento a trece semanas por importe de 390 millones de euros, por encima de los 300 millones previstos, con un interés del 3,98%, ligeramente inferior al 4,05% de la anterior subasta de este tipo, celebrada en julio. El dato más llamativo fue la sobredemanda: 1.874 millones, 6,25 veces la oferta, cuando en la emisión de julio fue de 3,85 veces.

La diferencia de Grecia respecto al bund alemán se reducía en 21 puntos básicos hasta los 908 puntos básicos. Y el coste de los seguros de impago de la deuda (CDS, en inglés) volvía a registrar un fuerte descenso: 826,9 puntos básicos, desde los 842,7 puntos básicos anteriores.

El Tesoro de Irlanda logró colocar 1.500 millones de euros en sendas emisiones de bonos del Estado a cuatro y ocho años, en las que la demanda superó ampliamente la oferta, aunque con un repunte del interés en comparación con emisiones anteriores. En bonos a dos años, captó 500 millones al 4,767%, frente al 3,627% de la anterior emisión, realizada el pasado 17 de agosto. La demanda superó a la oferta en 5,1 veces. En bonos a ocho años, fueron 1.000 millones, a un interés del 6,023%, frente al 5,088% de la emisión realizada el 15 de junio. La demanda fue 2,9 veces superior a la oferta.

La prima de riesgo de Irlanda descendía desde los 406 puntos básicos hasta los 386 puntos básicos, y la rentabilidad del bono irlandés a diez años en los mercados secundarios caía hasta el 6,32%. En esta línea, los seguros frente a un impago de la deuda irlandesa a cinco años han caído desde los 445,3 puntos básicos, su máximo histórico, hasta los 439,4 puntos básicos.

 

Artículos relacionados