De nuevo, fuerte so­bre­de­manda en la co­lo­ca­ción de deuda pú­blica

Salgado sustituye la tasa a la banca por un complemento al Fondo de Garantía

La nueva Ley de Cajas prohi­birá cargos electos en los ór­ganos de go­bierno

Elena Salgado
Elena Salgado

La vi­ce­pre­si­denta se­gunda del Gobierno y mi­nistra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, no cabe en sí de gozo. Y ra­zones no pa­recen fal­tarle. La de mayor peso, el nuevo éxito en la co­lo­ca­ción de 6.000 mi­llones de euros en bonos del Estado a diez años, con una de­manda que ha sido de más del do­ble, y un tipo de in­terés "muy ra­zo­na­ble": 195 puntos bá­sicos sobre el mi­d-s­waps (la re­fe­rencia para estas emi­sio­nes). Salgado in­siste en que la deuda es­pañola siempre tiene "sobredemanda", sobre todo de los in­ver­sores ex­tran­je­ros, y, ade­más, cuenta con "una base in­ver­sora muy am­plia".

Lo que está claro es que el Tesoro Público español volvió a despejar incógnitas sobre su capacidad para colocar papel en el mercado en un momento especialmente hostil para la deuda de la periferia europea. Las distintas emisiones en los últimos meses revelan el fuerte interés de los mercados por el papel español y una cierta facilidad por parte del Tesoro español para financiarse en los mercados. Ya nadie duda respecto a que el Tesoro afrontará con holgada liquidez la prueba de los vencimientos de este mes: 24.000 millones.

Pero Salgado está también exultante porque ha encontrado la forma de aplicar la tasa a la banca que quieren imponer algunos países europeos y Estados Unidos sin que pueda definirse como tal. El truco está en la modificación del Fondo de Garantía de Depósitos, ya que la aportación de cada entidad tendrá en cuenta "el riesgo" asumido y no sólo el volumen de dinero colocado por los clientes. Además, se "complementará" el Fondo de Garantía "con algún otro instrumento que permita dar cobertura a pasivos distintos de los depósitos". El Ministerio de Economía y Hacienda está pensando en las emisiones de deuda y en los productos del mercado interbancario.

La vicepresidenta económica del Gobierno argumenta que el sector financiero debe poner los medios para financiar el coste de una posible crisis, que es cierto que los productos financieros se han ido "complejizando" y que el Fondo de Garantía no cubre la totalidad de los pasivos. Por ello, "tal vez" será preciso, "si es el camino que se sigue en el ámbito de la Unión Europea", complementar éste con algún instrumento que permita dar cobertura a otros pasivos distintos y con una consideración relativa al riesgo que asume cada una de las entidades.

El tercer motivo de alegría para Salgado es que, por fin, la reforma de la Ley de Cajas irá al próximo Consejo de Ministros. Aunque se cura en salud y matiza que "es posible. Pero deja claro que , en todo caso, será "publicada" antes del debate sobre el estado de la nación (14 y 15 de julio), según el compromiso asumido por el presidente Zapatero en su comunicación previa al Congreso de los Diputados. Salgado destaca que es criterio del Gobierno que no haya cargos electos en los órganos de gobierno de las cajas de ahorros.

Pero llama la atención que el Banco de España prefiera destacar que la nueva normativa va a permitir a las entidades de ahorro la emisión de instrumentos de capital de la máxima calidad con derecho de voto. Para el subgobernador, Javier Aríztegui, esto supondrá "un avance muy importante", ya que el principal problema de las cajas es que no tienen capacidad para emitir capital, lo que reduce su capacidad de reforzar sus recursos propios y también limita la potencia del mercado "para disciplinarlas".

No obstante, el subgobernador del Banco de España también señala que la nueva Ley de Órganos Rectores de las Cajas de Ahorro, la famosa Lorca, contribuirá a "reforzar el gobierno corporativo y el grado de profesionalización de su gestión".

Salgado tiene otro motivo para estar contenta. El Parlamento en pleno reconoce el éxito de España al adelantarse al resto de Europa con el anuncio de la publicación de los resultados de las pruebas de resistencia de la banca, obligando a seguir este camino pese a la resistencia alemana. Más satisfecho está el Banco de España, que fue el verdadero promotor de esa operación.

Aríztegui destaca que los test de estrés se han extendido a más entidades, entre ellas a todas las cajas de ahorro y todos los bancos cotizados en Bolsa, por lo que tendrán "una cobertura casi total de la actividad bancaria" en España. El subgobernador del Banco de España recuerda que en 2009 el Comité Europeo de Supervisores Bancarios realizó los test a los 25 mayores bancos europeos, decidiéndose no publicar los resultados. Una hábil maniobra de Zapatero permitió que se filtrara que el Santander obtenía la mejor nota, y el BBVA, la segunda.

En junio se han repetido estas pruebas de resistencia, ampliando el número de entidades y poniendo "especial cuidado" en la medición del riesgo soberano implícito en los balances, ante el descenso del valor de mercado en las carteras de títulos públicos de los países más afectados por la crisis de deuda, según explicó el subgobernador del Banco de España durante su intervención en la clausura del Encuentro Santander-América Latina, organizado por el Santander dentro de los cursos de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.

Los resultados de los test de estrés serán "especialmente" amplios tanto por la cobertura del ejercicio como por el "esfuerzo de comunicación" que quiere realizar el Banco de España, y "mostrarán la solvencia del sistema bancario español.  Aríztegui subraya que ha sido España la que, dentro de Europa, ha "liderado" la realización y la publicación de estas pruebas de resistencia, con el objetivo de que sirvan para evaluar la calidad de los balances y la solvencia de las entidades. "Las autoridades están llevando a cabo un trabajo de reformas y de transparencia que sitúe a nuestras entidades de crédito en unas condiciones óptimas para volver a acudir a los mercados mayoristas del euro a renovar la financiación ajena y obtener nuevos recursos de capital", concluye el subgobernador del Banco de España.

Artículos relacionados