PROTECCIÓN DE DATOS

Comprar datos personales cuesta 1,11 euros en la red

CPP lanza un se­guro contra el robo de iden­tidad

En el mer­cado negro in­ter­na­cional de com­pra­venta de datos se pueden ob­tener datos per­so­nales de un perfil de Facebook por poco más de un euro, Exactamenter, 1,11 eu­ros. Acceder a una cuenta MySpace ajena es un po­quito más caro: 1,25 eu­ros. Detalles de una tar­jeta de cré­dito ya su­pone un des­em­bolso de 31,25 eu­ros. Datos ban­ca­rios, 44,75 eu­ros. Ese mer­cado, tan lu­cra­tivo y alar­man­te­mente en auge, ofrece 30.000 di­rec­ciones de co­rreo elec­tró­nico para hacer spam por sólo 6,25 eu­ros. Y lanzar un tro­yano, un sis­tema para pe­ne­trar en el or­de­nador de una per­sona y robar in­for­ma­ción con­fi­den­cial de ésta apenas cuesta 75 eu­ros. Increíble, pero cierto.

El 80% de los robos de identidad se realizan a través de Internet, y el 20% restante mediante la sustracción del DNI o de las tarjetas de crédito, según Manuel Alcaide, jefe de la Brigada de Delitos Tecnológicos de la Policía Nacional. Este experto señala que, aunque siempre se piensa en bandas orgsanizadas procedentes de países de Europa del Este o de América Latina, existen grupos de delicuentes españoles que "desgraciadamente funcionsan muy bien en robos de identidad". Alcaide admite que no hsay estadísticas sobre el número de robos de identidad que se dan en España porque la usurpación de datos no es un delito tipificado como tal en el Código Penal, sino que se encuentra disperso entre varias figuras delicitivas.

Este experto, que reclama tanto a las personas como a las empresas "una cultura de protección de datos", pide un tratamiento "multidisciplinar", no sólo policial, del problema de los robos de identidad, ya que afecta a toda la sociedad. Y aunque considera que la Agencia de Protección de Datos "lo está haciendo muy bien", es necesario un organismo centrado en la prevención y en la lucha contra la usurpación de identidad, que controlre la evolución de estos delitos y que haga que la sociedad tome conciencia del problema.

Según el informe "El consumidor español ante el Robo de Identidad", elaborado por la aseguradora CPP, a una muestra de 1.000 españoles, más del 34% de los encuestados ha perdido o le han robado el DNI, y la cantidad media defraudada a cada afectado por usurpación de identidad supera los 12.000 euros. Un 18% ha sufrido o conoce algún caso cercano de robo de identidad. Ángel de León, director general de CPP para el Sur de Europa y Latinoamérica, destaca que "el robo de identidad no sólo conlleva un daño económico, las víctimas pueden ver dañada su reputación y su imagen y, generalmente, la recuperación de su buen nombre suele traducirse en un importante desembolso económico".

Aunque los españoles afirman estar preocupados por la posibilidad de ser objeto de un robo de identidad, el 63% no comprueba con frecuencia sus extractos bancarios para ver si son correctos, el 62% no emplea contraseñas seguras en Internet, el 44% se registra en webs poco seguras y el 57% revela por teléfono información personal a desconocidos. CPP estimsa que el tiempo que suelen invertir las víctimas para solucionar las consecuencias de un robo de identidad ronda las 600 horas de media.

CPP ha lanzado la póliza Protección de Identidad, con tres módulos de cobertura: prevención, con un servicio de notificación y alertas de créditos, la incorporación del DNI a ficheros de prevención contra el fraude y protección de datos en Internet y para el ordenador; detección del fraude; y resolución de éste, que incorpora un servicio de especialistas legales, abogados, reparación de daños provocados por un robo de identidad, investigador privado, limpieza y restauración del buen nombre y reposición del DNI, pasaporte, carné de conducir y otros documentos.

 

 

Artículos relacionados