PROTECCIÓN DE PAGOS

Cardif ultima dos alianzas con financieras

La fi­lial de BNP Paribas re­fuerza su po­si­ción en España

Antes de las va­ca­ciones de ve­rano, Cardif España, la ase­gu­ra­dora del grupo BNP Paribas es­pe­cia­li­zada en el di­seño de pro­ductos de Protección de Pagos, habrá fir­mado sendos acuerdos con una de las en­ti­dades de fi­nan­cia­ción de con­sumo más im­por­tantes y con un grupo de dis­tri­bu­ción co­mer­cial. Esta es­tra­tegia re­for­zará la po­si­ción de li­de­razgo de Cardif en el sec­tor, es­pe­cial­mente en lo que se re­fiere a fi­nan­cie­ras. Según ICEA, el Servicio de Estudios de las ase­gu­ra­do­ras, esta en­tidad ocupa la pri­mera po­si­ción en el ramo de Pérdidas Pecuniarias, en el que se in­tegra el se­guro de Protección de Pagos.

Cardif, presente en España desde 1989 (es el quinto mercado más relevante por volumen de negocio en Protección de Pagos entre los 40 países en los que opera la filial de BNP Paribas Assurance) tiene ya una docena de acuerdos con bancos y cajas. Entre ellos, los más recientes son los suscritos con el Deutsche Bank y con Caixanova, más la ampliación a otros productos del ya firmado con Caixa Galicia. En el campo de la financiación especializada, la aseguradora mantiene muchos acuerdos para la comercialización de pólizas de Protección de Pagos. "Nos falta un gran acuerdo en banca, pero nuestros socios están siempre entre los cinco primeros de cada actividad: consumo, hipotecas, automóviles", señala Ignacio Sáinz de Medrano, director general de Cardif España. Éste no muestra especial preocupación por el proceso de concentración de las cajas: "Estamos bien posicionados ahí". Parece preocuparle más la tendencia a la concentración del mercado en entidades especializadas, como se observa sobre todo en la financiación del automóvil. En cualquier caso, Cardif trabaja con el 40% de las entidades financieras que distribuyen el seguro de Protección de Pagos.

Mediante esta póliza, "ofrecemos a los clientes la seguridad de que podrán hacer frente a los compromisos adquiridos (financiaciones, recibos, saldos pendientes) ante cualquier imprevisto personal, y cubrimos a las entidades financieras frente al impago de compromisos derivado de estas situaciones", explican en Cardif. La aseguradora está especializada en cobertura de préstamos de todo tipo (autos, consumo, tarjeta revolving, hipotecas) y otros compromisos de pago habituales, cubriendo el fallecimiento e incapacidad permanente y absoluta, el desempleo y la incapacidad temporal. También diseña productos de Protección Individual.

En el pasado ejercicio, pese a la crisis, aumentó su volumen de negocio el 7,5%, hasta los 205 millones de euros. Para este año espera volver al crecimiento de doble dígito, como en los cinco ejercicios anteriores, que acumulan un alza del 28%. Apoya ese optimismo en la recuperación del mercado de compra de automóviles y en la aportación de los nuevos acuerdos. También en la apuesta por los seguros de Protección de Pagos que harán las entidades financieras, para reducir su morosidad y las consiguientes dotaciones.

Un tercio de su negocio lo aportan bancos y cajas, y el resto, las financieras y la distribución comercial. El 25% de las coberturas contratadas es desempleo; otro 25%, incapacidad temporal; y el resto, Vida Riesgo. Ignacio Sáinz de Medrano matiza que "la destrucción de empleo en España se ha concentrado en los contratos temporales, no en los indefinidos, que son los que nosotros cubrimos. El paro va a continuar, aunque de una forma más lenta".

Respecto a posibles compras, el director general de Cardif España explica que "somos un jugador de nicho, nos interesa el modelo de bancaseguros, no compañías de seguros generalistas ni tradicionales". En este sentido, "no dejamos de mirar por si hay oportunidades, pero no compraremos a cualquier precio ni por movimientos impulsivos".

Artículos relacionados