ANÁLISIS

Los presidentes de las cajas se rebelan contra Quintás

Fainé, en nombre de las ca­jas, será el en­car­gado de di­señar con el Gobierno el fu­turo del sector

Algunos de los pre­si­dentes de cajas de aho­rros pre­sentes ayer en la reunión del con­sejo de la Confederación Española de Cajas de Ahorro to­davía no dan cré­dito a lo su­ce­dido. Habían te­nido en oca­siones dis­cre­pan­cias con las ma­ni­fes­ta­ciones pú­blicas del re­pre­sen­tante de su lobby, Juan Ramón Quintás, cuyo eco ha­bían tra­tado de ami­no­rar. Pero ase­gura uno de los pre­sentes en la reunión que nunca hu­bieran po­dido pensar que se pro­du­jera una si­tua­ción como la de ayer en la que les pre­sentó la di­mi­sión para pe­dirles con pos­te­rio­ridad que no se diera a co­no­cer. La so­lu­ción ya se co­noce. Dimitió. Guardaron el se­creto mien­tras duró el al­muerzo con el pre­si­dente de Andalucía, José Antonio Griñán, pero les falto tiempo para fil­trar la in­for­ma­ción una vez ter­mi­nado el mismo. Quintás ha di­mi­tido. Ahora lo im­por­tante es el fu­turo di­seño de las cajas en España.

El modelo de la Caixa y en cierta medida el que quiere Caja Madrid, son los que más se parecen a lo propuesto por el Fondo Monetario Internacional en su ya clásico análisis del sector español. Los diputados de la Comisión de Economía y Hacienda del Congreso de los Diputados incluso regalan copias con subrayados de los aspectos troncales de la propuesta. Les hubiera gustado hacer la reforma a los populares, pero en ese momento Rato no se encontraba ni con fuerza, ni con los apoyos suficientes para hacerlo. Fue el momento de Gescartera y de la filtración de que contaba con número de moroso por no pagar al Banco Zaragozano algunas mensualidades del crédito obtenido para comprar la casa molino de Carabaña. Fue el momento de amagar y no dar con el dossier existente sobre las dificultades empresariales que atravesaba la familia del ex vicepresidente del Gobierno, responsable solidario con sus hermanos del devenir de las empresas familiares.  

El Gobierno parece encontrarse con fuerzas al menos para llevar a cabo durante el segundo semestre de este año la reformar de la actual Ley de Órganos Rectores de las Cajas de Ahorro. Tras el anuncio de su objetivo por el presidente del Gobierno con ocasión del último debate sobre la situación económica, la vicepresidente segunda ha sido la encargada de transmitir en su comparecencia en el Congreso de los Diputados del pasado 3 de marzo que será durante el segundo semestre del año cuando se lleven a cabo las negociaciones para modificar la ley.

Ni Quintás, ni lo que representa Quintás, en este caso, el presidente de la IberCaja por venir de su mano y por el vínculo que pueda mantener con su predecesor, Manuel Pizarro, le gusta al Ejecutivo. Ponen de ejemplo de su falta de tacto y de modales la respuesta dada a las cuestiones que le planteó la diputada de Coalición Canarias, Ana Oramas, cuando le pidió explicaciones sobre la situación del sector español y los costes que podría suponer para el erario público las garantías que ofrecía el Ejecutivo a las cajas en el momento de mayor incertidumbre financiera mundial generado por la caída de Lehman Brothers.    

Fainé en cambio siempre ha sido un hombre dialogante con los gobiernos respectivos. Ya ha tenido que lidiar con muchos durante los 50 años, de los que presume, que lleva en el sector. Rato está encantado con que las conversaciones con el Gobierno y los grupos parlamentarios, las lidere su amigo y hasta hace poco empleador, Isidro Fainé.  

En cuanto a Quintás, parece haber equivocado la estrategia. Quintás, que había solicitado a los presidentes de las cajas que ayer se votara su relevo, se vio en la obligación de presentar su dimisión cuando en el transcurso del debate uno de los presidentes apostó por que presentara su dimisión antes de elegir a un nuevo presidente dado que todavía le quedan unas semanas de mandato. El ya ex presidente respondió que si los demás coincidían en que su salida favorecía el relevo dejaría el cargo. Fue un segundo eterno. Ante el silencio, Quintás entendió lo necesaria que resultaba su salida. No hubo marcha atrás. Aunque se anuncian, sino jugadas, si algún regate de interés. Será en la próxima semana.

 

Artículos relacionados