El Sabadell estrecha lazos con BBK y Kutxa

Tras el éxito al­can­zado en la oferta pú­blica de ad­qui­si­ción de ac­ciones (OPA) sobre el Banco Guipuzcoano (se logró una acep­ta­ción del 97,4% cuando el ob­je­tivo in­terno en el Banco Sabadell era el 905), la en­tidad que pre­side Josep Oliu ha rea­li­zado dos mo­vi­mientos es­tra­té­gicos de cierto ca­lado. Por una parte, ha re­es­truc­tu­rado su con­sejo de ad­mi­nis­tra­ción, para "reforzar la re­pre­sen­ta­ción de sus ac­cio­nistas más sig­ni­fi­ca­ti­vos", en lo que pa­rece una com­pen­sa­ción por la en­trada de las cajas de aho­rros vascas BBk y Kutxa (principales ac­cio­nistas del Guipuzcoano) en el ca­pital del Sabadell.

Los consejeros Isak Andik, propietario y presidente de Mango y que también preside el Instituto de la Empresa Familiar, y José Manuel Lara, presidente del Grupo Planeta y de Antena 3 Televisión, pasan a ser vicepresidentes.

Ambos consejeros forman parte del núcleo duro del Sabadell, creado tras la salida del capital de La Caixa, que aseguraba la catalanidad del banco tras su estreno en Bolsa. Y que reforzó el compromiso con el banco después de que el banco italiano UniCredit, que había comprado en mayo de 2007 la participación que tenía en el Sabadell el promotor inmobiliario y presidente de Astroc, Enrique Bañuelos (ahora dedicado a negocios inmobiliarios en Brasil), y que llegó a superar el 5%, vendiera su paquete en noviembre de 2009.

Lara tiene, a través de la sociedad Inversiones Hemisferio, el 5,155% del Sabadell. Andik, mediante la sociedad Mayor Vent, posee el 5,001%. Ambos están también en Famol Participaciones, que controla el 5% del banco, y que supone una sindicatura de accionistas que respalda la gestión de Josep Oliu y que garantiza la catalanidad de la entidad. Fuera de estos pactos está otra destacada accionista del Sabadell. Alicia Koplowitz controla el 5,01% mediante las sociedades Feyton, Fermat, Feynman Capital y Morinvest.

Además de ascender a sus dos grandes accionistas catalanes a vicepresidentes y reforzar, por tanto, el peso del núcleo duro en el Sabadell, Oliu ha dado otro paso más para estrechar las relaciones con los accionistas vascos que han entrado en el capital tras la OPAS sobre el Guipuzcoano. Así, el ex presidente del Guipuzcoano, Javier Echenique, pasa a ocupar la tercera vicepresidencia de nueva creación en el Sabadell. Echenique fue consejero director general del BBVA y abandonó el banco cuando se produjo la salida anticipada del copresidente, Emilio Ybarra, y del vicepresidente y consejero delegado, Pedro Luis Uriarte, forzados por Francisco González a raíz del caso de las cuentas opacas y de los planes de pensiones suscritos a consejeros procedentes del BBV con dinero de éstas (y que posteriormente la justicia dejó en nada al absolver a los acusados). Del BBVA procede también el actual consejero delegado del Sabadell, Jaime Guardiola.

Javier Echenique y el nuevo consejero del Sabadell, José Ramón Martínez Sufrategui, representarán en el banco a los accionistas vascos, especialmente a BBK y a Kutxa, que poseen participaciones del 1,086% y del 0,739%, respectivamente. Ambos entran en el consejo de administración del Sabadell "al haberse cumplido la condición acordada en la Junta General Extraordinaria de Accionistas celebrada en fecha 18 de septiembre de 2010 para la ejecución de los acuerdos aprobados" para la adquisición del Guipuzcoano, como explican en la entidad.

De los 17 puestos en el consejo de administración (presidencia, tres vicepresidencias, consejero delegado, secretario, vicesecretario y diez consejeros), dos, el vicepresidente Javier Echenique y el consejero José Ramón Martínez Sufrategui, proceden del Guipuzcoano.

Un tercer movimiento sirve para estrechar también los lazos con los accionistas vascos y, al mismo tiempo, incrementar el control sobre el Guipuzcoano. Por una parte, el consejero del Sabadell Joan Llonch Andreu "ha sido nombrado vicepresidente de Banco Guipuzcoano y primer representante en el mismo del consejo de administración de Banco Sabadell, con el objetivo de supervisar el proceso de integración de ambas entidades". Por otra, el Sabadell ha designado a los nuevos miembros del consejo de administración del Guipuzcoano. De los 11 puestos (presidencia, vicepresidencia, secretaria consejera y ocho consejeros), tres (el vicepresidente Joan Llonch, la consejera Sol Daurella y Jaime Guardiola) son miembros del consejo de administración del Sabadell.

Una cuarta designación realizada por el consejo de administración del Sabadell corresponde al fortalecimiento de la primera línea ejecutiva del grupo. Ramón de la Riva Reina ha sido nombrado director general adjunto del Sabadell y vicepresidente ejecutivo del Urquijo, la filial especializada en gestión de patrimonios y fortunas. De la Riva controla el Urquijo las unidades de banca privada de red, Tesorería y Mercado de Capitales, _brokerage _y la Dirección de Inversiones, a la que está adscrita la gestora de fondos BanSabadell Inversión. Se resuelve así la marcha de Manuel San Salvador, consejero director general del Urquijo.

De esta forma, la estructura de la primera línea ejecutiva del Sabadell, bajo la dirección del consejero delegado, Jaime Guardiola, queda integrada por Jaume Puig (Banca Comercial), Enric Rovira (Banca Corporativa), Ramón de la Riva (Mercados y Banca Privada) y Fernando Pérez Hickman (Negocio América).

Todos estos movimientos se orientan, por una parte, a implicar a los accionistas BBK y Kutxa en una participación conjunta con el Sabadell en el proceso de reestructuración del sector financiero, como ya contó CapitalMadrid.info el día 23. Oliu ha invitado a las cajas vascas (que llevan tiempo tratando de integrarse entre sí, mientras BBK ha logrado la adjudicación de la entidad de ahorro cordobesa CajaSur, a la que también acudió el Sabadell sin lograrlo) a participar juntos en la segunda oleada de fusiones que vivirá el sistema financiero español "si en el futuro llega alguna operación que tenga sentido".

Una invitación que es interpretada como la reacción del Sabadell a la alianza entre el Popular y el grupo francés Credit Mutuel, por el que éste asume el 5% del banco que preside Ángel Ron a cambio de participar con el 50% en una nueva entidad cuyo objetivo fundamental es protagonizar operaciones corporativas aprovechando la reestructuración de las cajas de ahorro.

Al mismo tiempo, el Sabadell busca atar a sus accionistas vascos a su proyecto de ganar dimensión en España y, al mismo tiempo, de incrementar la diversificación internacional, especialmente con nuevas adquisiciones en Estados Unidos. Tanto BBK como Kutxa han trasladado a su presidente, Josep Oliu, la intención que tienen de mantenerse en el accionariado del banco, lo mismo que otros destacados accionistas particulares procedentes del Guipuzcoano.

Artículos relacionados