Más pre­sión sobre la cuenta de re­sul­tados de las en­ti­dades es­pañolas

Argentina impone a la banca una cuenta gratuita universal

Se podrá abrir con la sola pre­sen­ta­ción del DNI y no podrá ge­nerar co­mi­siones

Banca en argentina
Banca en argentina

A partir de hoy todos los bancos que operan en Argentina de­berán poner a dis­po­si­ción del pú­blico la cuenta gra­tuita uni­versal (CGU). Este pro­ducto tendrá que ser otor­gado a toda per­sona que no cuente con otro tipo de cuenta ban­caria que lo pida y sólo se le podrá exigir la pre­sen­ta­ción del Documento Nacional de Identidad (DNI), ya que la única con­di­ción es ser mayor de edad El banco no podrá co­brar por la CGU ni co­mi­sión de emi­sión ni por man­te­ni­miento.

La CGU es obligatoria para todos los bancos y otras entidades financieras que tengan más de diez cajeros automáticos en su red comercial. Por tanto, afecta tanto al BBVA Banco Provincial como al Santander, las dos únicas entidades financieras españolas con presencia en Argentina. El Banco Central de la República Argentina velará por el cumplimiento de esa nueva obligación. Para ello, ha llegado a crear una dirección de correo electrónico (clientebancario@bcra.gov.ar) para que los ciudadanos puedan denunciar a las entidades que se nieguen a abrirles una CGU.

La Cuenta Gratuita Universal, que el Gobierno de Kirchner presenta como una oportunidad para la bancarización de todos los ciudadanos argentinos, sólo puede constituirse en pesos y tendrá asociada una tarjera de débito, cuya emisión también será gratuita y permitirá operar en la red de cajeros automáticos a la que pertenezca el banco. Esa tarjeta de débito tendrá las mismas funcionalidades que las actuales. Así, el titular podrá pagar la compra en comercios con el beneficio de la devolución del 5 por ciento de IVA (siempre que la compra sea inferior a 1.000 pesos).

Las instrucciones del Banco Central de la República Argentina ordenan que sólo podrá abrirse una Cuenta Gratuita Universal por persona. Y que quienes posean una cuenta para el cobro de la Asignación Universal por Hijo también podrán ser titulares de una CGU.

El total de acreditaciones en la Cuenta Gratuita Universal no podrá superar los 10.000 pesos mensuales, entre depósitos en efectivo, cheques o transferencias. La CGU no tendrá giro en descubierto, ya que nunca puede generar saldo deudor. Los bancos no están obligados a enviar extractos de cuenta, para reducir los costes de esta exigencia del Gobierno argentino. Pero los cajeros automáticos entregarán un ticket gratuito donde figurará el saldo y los últimos diez movimientos realizados con la Cuenta Grattuita Universal.

La CGU podrá cerrarse tanto por decisión del titular como del banco. En el primer caso, el titular de la cuenta debe presentarse en el banco, retirar el saldo y cerrarla. Si se vinculara algún otro producto a la cuenta (por ejemplo, una tarjeta de crédito), éste sí generará comisiones y otros costes para el cliente. Aquellas personas que tuvieran algún otro tipo de cuenta (caja de ahorros, cuenta corriente, básica, entre otras), deberán cerrarla para luego abrir una CGU; y viceversa. El banco sólo podrá cerrar una cuenta gratuita universal si la misma no registró movimientos o saldo alguno por más de un año.

El secretario de Política Económica del Gobierno argentino, Roberto Feletti, defiende la Cuenta Gratuita Universal porque "los bancos deben prestar servicios" financieros a la población y "dejar de capturar comisiones". Argumenta que "muchos de los bancos tienen un esquema de costos en el cual se financian exclusivamente con el cobro de comisiones", y que "el resto es captar dinero barato que después prestan mayoritariamente en el mercado financiero de buenos Aires".

"Los servicios bancarios tienen que empezar a ser eso: servicios, porque si no son foco de captura de comisiones para determinado público", sostuvo el número dos del Ministerio de Economía, que encabeza Amado Boudou.

La banca española presente en Argentina declina hacer comentarios sobre la Cuenta Gratuita Universal y sobre el impacto que puede tener el incremento de costes en sus resultados. Se limita a asumir esa exigencia del Gobierno y del Banco Central de la República Argentina.

Artículos relacionados