GUERRA ACS-IBERDROLA

Los accionistas minoritarios reclaman blindajes

Admitido a trá­mite un re­curso contra la nueva Ley de SA

El Tribunal Supremo ha ad­mi­tido el re­curso pre­sen­tado por la Asociación Española de Accionistas Minoritarios de Empresas Cotizadas (Aemec) en contra de la nueva Ley de Sociedades Anónimas en la que se re­coge el le­van­ta­miento de las li­mi­ta­ciones de voto, las co­no­cidas como blin­da­jes, en las em­presas co­ti­za­das. La norma se co­noce tam­bién como de­creto Florentino, ya que be­ne­ficia a ACS, em­presa de cons­truc­ción y ser­vi­cios pre­si­dida por Florentino Pérez, tam­bién pre­si­dente del Real Madrid CF, en su larga pugna con Iberdrola, de la que es primer ac­cio­nista pero que no tiene puestos en el con­sejo de ad­mi­nis­tra­ción al en­tender la eléc­trica que es una em­presa com­pe­ti­dora.

Esta nueva norma aparece recogida en el Texto Refundido de Ley de Sociedades de Capital y, en el caso de la supresión de los blindajes, da un año de plazo, hasta junio de 2011, a su entrada en vigor, con el objetivo de que las empresas tengan tiempo para realizar las modificaciones estatutarias pertinentes.

Aemec ha recurrido la nueva norma por entender que el Gobierno se había extralimitado en su labor de refundición al haber incluido en la Ley de SA dos preceptos que no estaban vigentes en el momento en el que las Cortes habilitaron para esta labor al Gobierno. Además, la inclusión tardía de estos preceptos en el texto del Gobierno impidió que el Consejo de Estado cumpliese su función preceptiva de elaborar un informe sobre los mismos, asegura la asociación. La Sala Tercera del Tribunal Supremo ha admitido a trámite el recurso y ha ordenado al Gobierno que remita todo el expediente que dio lugar a este Texto Refundido.

En concreto, Aemec denuncia que los preceptos que "vician" la norma son el artículo 515, referido a los límites máximos de voto por un mismo accionista en una sociedad cotizada, y el artículo 528, en el que se regulan las asociaciones y foros de accionistas.

El recurso va dirigido a solicitar la nulidad de estos dos preceptos y no valora el contenido de las normas. No obstante, Aemec considera que la supresión de blindajes "perjudica a los accionistas minoritarios y sólo facilita la toma de control de sociedades cotizadas sin presentar la correspondiente OPA".

El catedrático de Derecho Mercantil Juan Ignacio Peinado, socio del despacho Cremades & Calvo-Sotelo e integrante del grupo de juristas responsables de este recurso, aseguró que, tras el examen del texto, han surgido "serias dudas" respecto de una decena de preceptos.

Pese a ello y a que algunos artículos "carecen de fundamento" o "hacen ley de la aplicación analógica de normas sólo vigentes para sociedades cotizadas", los juristas han decidido recurrir sólo los casos que "no ofrecían ningún género de dudas", y descartar el resto.

Aemec ha solicitado al Supremo la suspensión cautelar de los artículos impugnados, ya que, a juicio de Juan Ignacio Peinado, "el peligro de que no se suspenda es grave y difícilmente indemnizable llegado el caso". En opinión de este jurista, la norma puede suponer "un gran esfuerzo de adaptación de estatutos por muchas sociedades cotizadas, al tiempo que la desinversión de fondos por el cambio importante del marco legal". Además, "el modelo de asociaciones de accionistas no debiera desarrollarse reglamentariamente, pues supondría una devaluación de otros modelos actualmente vigente en Europa y España", añade el catedrático de Derecho Mercantil y socio del despacho Cremades & Calvo-Sotelo.

Artículos relacionados