La ape­la­ción al Banco Central Europeo baja por se­gundo mes con­se­cu­tivo

El BBVA tiene que recurrir a Zara para acelerar la captación de pasivo

Pretende atraer 1.000 mi­llones de euros y 20.000 clientes nuevos con la nueva Quincena del Ahorro

Banco BBVA
Banco BBVA

El mismo día en que se hacía pú­blico que la deuda de los bancos es­pañoles con el Banco Central eu­ropeo (BCE) ba­jaba en sep­tiem­bre, tras ha­berlo hecho tam­bién en agosto des­pués de al­canzar ré­cords en junio y ju­lio, el BBVA ponía en marcha su edi­ción nú­mero 34 de la Quincena del Ahorro, que cumple así su ma­yoría de edad al al­canzar los 18 años de exis­ten­cia, he­re­dados del an­tiguo BBV y de una ini­cia­tiva de su en­tonces di­rector ge­neral co­mer­cial y luego vi­ce­pre­si­dente y con­se­jero de­le­gado, Pedro Luis Uriarte. Y lo hacía en la tienda de Zara Home "que más vende en el mun­do", según Alma Miller, di­rec­tora de Marketing del BBVA España y Portugal.

El BBVA espera captar 1.000 millones de euros en dos semanas de la mano de Zara Home, con un juego de mesa de 53 piezas valorado en 300 euros. El objetivo es colocar más de 250.000, que serán adquiridos por 170.000 clientes, de los que 20.000 serán nuevos, procedentes de otras entidades financieras. El banco exige un ingreso de 3.500 euros a un plazo de cinco meses, o financiar la aportación (3.000 euros) con una tarjeta de crédito del BBVA al mismo plazo. Según los datos que maneja el banco, el 40% de los clientes que participan en las promociones de la Quincena del Ahorro se reenganchan a la siguiente campaña.

Con esa alianza con la filial de Zara, la empresa fundada por Amancio Ortega, el BBVA quiere acelerar la captación de pasivo. En el BBVA no gusta ser el cuarto banco en España por porcentaje de financiación del crédito con depósitos: 171.634 millones en depósitos  representan el 74% del crédito, por debajo del 80% del Popular y el 89% de Banesto. Y menos aún que el Santander tenga más depósitos que créditos: 175.644 millones en depósitos, frente a 171.979 millones en créditos concedidos en agosto.

Al mismo tiempo que lanzaba la nueva edición de la Quincena del Ahorro, el BBVA ofrece el Depósito Combinado Ranking, que invierte un 50% del capital en un plazo fijo semestral al 5% TAE y el resto en el Fondo BBVA Ranking, referenciado a una cesta formada por los índices EuroStoxx-50, S&P, Nikkei y Euribor a tres meses, a cuatro años y un mes. La inversión mínima es de 3.000 euros. Este producto sustituye de alguna manera al Depósito Acción Europea II, que el BBVA dejó de comercializar el 30 de septiembre.

Sorprende esa ofensiva del BBVA en la captación de pasivo entre clientes minoristas cuando los datos de apelación al Banco Central Europeo muestran que las entidades financieras españolas tienen menores dificultades para financiarse en el mercado interbancario. No obstante ser el segundo mes consecutivo de descenso del recurso al BCE, las peticiones de dinero aumentaron el 22,7% respecto a septiembre del 2009 y suponen 97.700 millones de euros. Pero esa apelación disminuyó un 11,1% respecto a agosto del ejercicio en curso.

Ya en agosto se había registrado un descenso mensual, por primera vez desde abril, después de que en junio y julio, la deuda de la banca española con el BCE había alcanzado récords históricos, lo que mostraba con meridiana claridad la dificultad de los bancos para financiarse en el mercado interbancario.

El clima de desconfianza hacia España y, por extensión, hacia su sistema financiero, que comenzó en primavera pero se agudizó antes del verano, comenzó a disiparse con la publicación de los resultados de las pruebas de resistencia de la banca europea, en las que el sector español no sólo fue el que más se examinó (el 95% del total, frente a una media europea del 60%) sino que obtuvo excelentes notas.

Precisamente fue el BBVA, con una emisión de 2.000 millones de euros en cédulas hipotecarias a tres años, el que a finales de julio realizó la primera colocación de una entidad financiera española en los mercados desde el 20 de abril.

Los bancos españoles captan ahora más del 20% del total prestado por el BCE en la Eurozona, que sube ligeramente a 447.700 millones de euros, contra los 428.500 millones del mes anterior y los 583.900 millones de euros de septiembre del año 2009.

 

Artículos relacionados