Se cum­plen los peores au­gu­rios y se teme su cierre

Más problemas para CCM: Air Nostrum abandona el aeropuerto de Ciudad Real

El primer ae­ró­dromo pri­vado de España sólo cuenta ya con Air Berlin

Air Nostrum
Air Nostrum

Los peores au­gu­rios se han con­fir­mado. Desde el pa­sado 1 de sep­tiembre y como ade­lantó CapitalMadrid, Air Nostrum, la línea aérea que opera como una fran­quicia de Iberia, ha sus­pen­dido "temporalmente", según la ver­sión ofi­cial, sus ope­ra­ciones en el Aeropuerto de Ciudad Real, el primer ae­ró­dromo pri­vado creado en España y que no con­sigue le­vantar el vuelo desde que co­menzó a operar en di­ciembre del año pa­sado. Tras nueve meses de ac­ti­vi­dad, el ae­ro­puerto par­ti­ci­pado en un 30% por Caja Castilla La Mancha (CCM) ya sólo cuenta con un solo ope­ra­dor: Air Berlin. Y ya ve­remos por cuánto tiempo. La de­ci­sión de Air Nostrum de re­ti­rarse del Aeropuerto de Ciudad Real es cohe­rente con la es­tra­tegia anun­ciada en junio para re­ducir cos­tes, y que in­cluía la re­duc­ción de vuelos y rutas no ren­ta­bles.

Así, la compañía aérea ha abandonado también los aeropuertos de Albacete y de Burgos. Desde el de Ciudad Real, Air Nostrum comercializaba vuelos con Barcelona y con Gran Canaria. Lo curioso es que el reciente verano había abierto una ruta entre Ciudad Real y Lanzarote. Air Nostrum no atraviesa por sus mejores momentos, ya que ha presentado un expediente de regulación de empleo (ERE), que en caso de ser autorizado por el Ministerio de Trabajo e Inmigración afectaría a la cuarta parte de la plantilla: 507 empleados sobre un total de 2.250.

La retirada de Air Nostrum, no por prevista menos dolorosa, hace que el faraónico aeródromo privado impulsado por la Junta de Castilla La Mancha con financiación en privilegiadas condiciones de CCM tenga, nueve meses después de su inauguración, un único operador, la alemana Air Berlin. Esta compañía cuenta con cuatro vuelos a la semana entre Ciudad Real y Palma de Mallorca. Desde diciembre del año pasado, ha trasladado a unos 20.000 pasajeros, con una ocupación media bastante elevada, por encima del 52%. En verano ha superado el 60% y, en algunos momentos, ha llegado a rozar el 100% de ocupación, señalan en el Aeropuerto de Ciudad Real.

Pero un único operador, aunque Air Nostrum insista en que su retirada es "temporal", no parece suficiente para que el Aeropuerto de Ciudad Real pueda remontar el vuelo. El balance de estos nueve primeros meses no puede ser más discreto. Desde su inauguración, el aeropuerto ha prestado servicio a 43.819 personas, por lo que se antoja harto complicado que pueda cerrar el ejercicio en curso con cerca de 70.000 pasajeros, que era la previsión para el primer año en su plan de negocio.

Quizás por ello en julio el Aeropuerto de Ciudad Real puso en marcha un servicio de carga, con mejores resultados que el transporte de viajeros: 178 toneladas el primer mes y unas 200 toneladas en agosto**. **Cuatro días a la semana un avión traslada mercancías de la empresa Transportes Mar de Vigo y de la firma nórdica DSV. Ambas compañías son socias de Ciudad Real Aeropuertos en la terminal de carga.

Un empleado del aeropuerto resalta que uno de los negocios más interesantes para el aeródromo de Ciudad Real son los pequeños aviones privados que acuden a la provincia en la temporada de caza. Pero en verano esa actividad es prácticamente inexistente. En su ausencia, una escuela de pilotos aprovecha la pista para que sus alumnos hagan prácticas de vuelo.

La consecuencia de todo este panorama ha sido, como adelantó CapitalMadrid el pasado 28 de agosto, el despido del 20% de la plantilla, hasta ahora compuesta por un centenar de empleados. Varias empresas subcontratistas del aeropuerto han recibido comunicaciones verbales por parte de responsables de Ciudad Real Aeropuertos sobre la reducción de sus prestaciones, lo que ha supuesto la destrucción de varios puestos de trabajo más.

El secretario provincial del sindicato CCOO, Felipe Pérez, interpreta que Ciudad Real Aeropuertos pretendía que el ajuste de plantilla "`pasara desapercibido", aunque sea asumiendo un coste económico mayor, frente a la opción más lógica, que era la presentación de un ERE. "La situación es muy complicada en estos momentos", reconoce, al tiempo que reclama que el aeropuerto de Ciudad Real siga activo, bien mediante su paso a la gestión pública de la mano de un operador privado, o mediante su venta a un grupo privado. CCM (o su comprador) tiene la palabra

Artículos relacionados