REFLEXIONES EN AGOSTO

CCM aumenta su presencia en el faraónico aeropuerto de Ciudad Real ante la huída de sus socios

Ante su si­tua­ción deses­pe­rada, la in­ter­ve­nida caja man­chega des­pide al 25% de la plan­tilla de la em­presa par­ti­ci­pada

Caja Castilla la Mancha
Caja Castilla la Mancha

Que CCM Corporación, la hól­ding en la que Caja Castilla La Mancha agrupó sus in­ver­siones en pro­yectos em­pre­sa­ria­les, iba a ser un que­bra­dero de ca­beza lo sa­bían per­fec­ta­mente los in­ter­ven­tores del Banco de España desde antes de des­em­barcar en Toledo. Por eso, una de sus pri­meras me­didas fue se­parar ro­tun­da­mente la ges­tión de CCM, una en­tidad fi­nan­ciera con­si­de­rada viable tras una fase de ne­ce­sario sa­ne­ra­miento y re­for­za­miento de su sol­ven­cia, de su cor­po­ra­ción in­dus­trial, cuyo fu­turo era mucho más som­brío ante la amal­gama de so­cie­dades li­gadas a las pro­mo­ciones in­mo­bi­lia­rias y al mundo del la­drillo y de pro­yectos vin­cu­lados a las amis­tades pe­li­grosas que pu­lulan por la Junta de Castilla La Mancha. También desde el primer mo­mento en que los in­ter­ven­tores del Banco de España lle­garon a Toledo para poner orden en la caja, se pro­du­jeron las pre­siones desde la Junta de Castilla La Mancha y desde los par­tidos lo­ca­les, tanto PSOE como PP, para que CCM man­tu­viera al­gunas in­ver­siones "estratégicas" para los in­tereses de la co­mu­nidad au­tó­noma, aunque fueran fi­nan­cie­ra­mente rui­no­sas.

 

Es el caso de Ciudad Real Aeropuertos, un faraónico proyecto impulsado por la Junta de Castilla La Mancha con financiación en condiciones privilegiadas (y poco exigentes tanto en las garantías como en el cobro de la deuda) de CCM, de la que se aprovecharon empresarios que viven al amparo del presidente de turno de la autonomía manchega. Sin embargo, estos empresarios, en cuanto han podido, han abandonado un barco que va perdiendo agua cada día que pasa, forzando a CCM a asumir una posición mayoritaria pese a las resistencias de los interventores del Banco de España, porque parece ser la única forma de recuperar al menos parte de los créditos concedidos.

Pero la situación no parece aguantar más. El secretario provincial del sindicato CCOO, Felipe Pérez, asegura que Ciudad Real Aeropuertos, que explota el aeropuerto Central Ciudad Real, ha enviado cartas de despido a algo más de 50 trabajadores de su plantilla directa, lo que representa el 25% del total. Y varias empresas subcontratistas del aeropuerto han recibido comunicación verbal por parte de los responsables de Ciudad Real Aeropuertos sobre la reducción de las prestaciones en las instalaciones aeroportuarias, lo que implicará previsiblemente ajustes de plantillas y la presentación de expedientes de regulación de empleo (ERE) en estas empresas.

Pérez explica que en las comunicaciones de los despidos, que serán efectivos a partir del próximo día 1 de septiembre, no se alegan motivos económico o de algún otro tipo, sino que simplemente se reconoce la improcedencia de los mismos y se justifican por la imposibilidad de mantener la relación laboral.

Para el sindicalista de CCOO, esta forma de actuar de Ciudad Real Aeropuertos pretendía que el ajuste de plantilla "pasara desapercibido", aunque sea asumiendo el precio de asumir un coste económico mucho más elevadp, como si la situación financiera de la sociedad pudiera permitírselo, que la presentación de un expediente de regulación de empleo. Felipe Pérez cree que un ERE hubiera permitido "dar una imagen de continuidad" para el aeropuerto de Ciudad Real. También critica esta actuación de Ciudad Real Aeropuertos si se considera "el apoyo que el proyecto ha tenido en la sociedad de la provincia, tanto en su gestación como en el tiempo que lleva en explotación".

Pérez alude a los comentarios y las informaciones que están surgiendo sobre la toma de posición mayoritaria de CCM en el capital de la compañía por el abandono de varios socios, para señalar que la situación "es muy complicada en estos momentos". El dirigente local de CCOO, lamenta que se esté mandando un mensaje "tan negativo" sobre el futuro del aeropuerto, cuando de conversaciones que el sindicato ha mantenido con varios operadores (a los que declina identificar por compromisos de confidencialidad), se deduce que el aeropuerto de Ciudad Real tiene futuro.

CCOO plantea que el aeropuerto de Ciudad Real continúe activo, bien con su paso a la gestión pública de la mano de un operador privado, o mediante su venta a un grupo privado. Cualquiera de las dos opciones, menos "dejar que se acumule el polvo" en el aeropuerto de Ciudad Real.

 

Artículos relacionados