REFLEXIONES EN AGOSTO

Rival de Media Capital, quiere ha­cerse con el con­trol del primer canal de te­le­vi­sión luso

Prisa cambia de pareja en Portugal y negocia ahora con Ongoing, aunque por cuenta de PT

La com­pra­dora no des­carta vender sus 23% de Impresa, para evitar un con­flicto de in­tereses

José Sócrates, primer ministro de Portugal
José Sócrates, primer ministro de Portugal

A fi­nales de ju­nio, Prisa es­tuvo a punto de ce­rrar un acuerdo con Portugal Telecom (PT), para ven­derle, por 150 mi­llones de eu­ros, un 30% de la fi­lial lusa Media Capital (MC), que tiene como prin­cipal ac­tivo la te­le­vi­sión lpor­tu­guesa TVI. Y a punto de fir­marse el con­trato, in­ter­vino el primer mi­nistro so­cia­lista José Sócrates, su­gi­riendo que el Gobierno uti­li­zaría la "acción de oro" que el Estado aún man­tiene en PT para im­pedir la alianza entre Prisa. Un veto po­lí­tico ante la sos­pecha fo­men­tada por jefe del Estado, Cavaco Silva y por la líder de la opo­si­ción Manuela Ferreira Leite - ambos del Partido Social Demócrata - de que el ob­je­tivo prin­cipal de la "operación MC" era el cambio de la línea edi­to­rial de TVI hostil a Sócrates. Con lo cual, tam­bién se es­taba acu­sando a Prisa de "hacer un fa­vor" a sus buenos amigos so­cia­listas lu­sos, que in­ten­tarán re­petir en las elec­ciones del 27 de se­tiembre la ma­yoría ab­so­luta ob­te­nida en el 2005. La misma si­tua­ción po­dría re­pe­tirse ahora: el grupo luso Ongoing lleva se­manas ne­go­ciando su en­trada en MC, y pese a que no hay to­davía acuerdo ofi­cial, TVI tuvo que cam­biar de di­rector ge­ne­ral, ante la "dimisión vo­lun­ta­ria" de José Eduardo Moniz, que lle­vaba va­rios años en el puesto y que fue el gran ar­tí­fice del éxito de la ca­dena.

Ocurre que además de acumular una deuda de casi 600 millones de euros (mas del 90% fue contraída el ultimo año, para financiar adquisiciones), Ongoing tiene ya casi un 25% del grupo Impresa, que controla el semanario Expresso y la segunda televisión nacional SIC, y hay quien piense que actúa ahora por cuenta de PT, donde es el quinto mayor accionista, con un 6,74%.

Oficialmente, Ongoing tiene la ambición de crear y dirigir un grupo de empresas que sea líder en Portugal y cuya influencia se extendería también al Brasil y a los países africanos de lengua oficial portuguesa (Palop). Así, fue sólo ante la negativa de Pinto Balsemão en cederle la dirección ejecutiva de Impresa, que el presidente y principal accionista de Ongoing, Nuno Vasconcelos, se puso a negociar su entrada en MC.

A la diferencia de PT, cuyo presidente Zeinal Bava no tenia ninguna intención de intervenir en la línea editorial de TVI ni de participar a la gestión de MC para hacer un favor a Sócrates, puesto que sólo estaba interesada en la producción de contenidos audiovisuales de cara a la expansión de su oferta "triple play" (teléfono, Internet, televisión) a través la plataforma Meo, Ongoing quiere "mandar" en MC, o "participar" en la gestión.  

Ante el veto puesto por Pinto Balsemão a un aumento de capital de Impresa de  100 millones de euros, que hubieran sido subscrito en un 50% por Ongoing,  Nuno Vasconcelos y su socio español Rafael Mora, lo tienen todo muy claro y ya han puesto en la mesa sus dimisiones del consejo de Impresa. Además, puesto que no tiene vocación de "inversor financiero", Ongoing no descarta vender sus 23% de Impresa, para evitar el "conflicto de intereses" denunciado por Balsemão, y también para poner todos los huevos en MC.

Ongoing sòlo entrará pues en MC para mandar: Nuno Vasconcelos confiesa abiertamente que le encantaría comprar el 100% o el 50,1% de la filial de Prisa, y en el caso de que el grupo multimedia español mantenga la decisión de vender solo un 30%-40%, dijo que exigirá tener una "participación activa" en la gestión de MC.

Sin embargo, en los medios políticos y financieros nadie descarta la idea o la sospecha - ya rechazada con fuerza por Nuno Vasconcelos - de que Ongoing no esta en una situación financiera ideal para negociar con Prisa la compra total o parcial de MC. Y si lo hace, es sencillamente porque esta actuando por cuenta de otros intereses: no es secreto para nadie, que PT tiene MC todavía en su punto de mira, y que solo estaría esperando un momento político mas oportuno (pasadas las próximas legislativas) para concretizar el acuerdo con Prisa, puesto que necesita contenidos para alimentar a Meo, y igualmente porque tiene que hacer frente a la dura competencia de la operadora rival Zon, que tiene también Ongoing como accionista, con una participación del 3,16%.  

Se sospecha pues que siendo el quinto mayor accionista de PT, Ongoing podría pues estar preparando el terreno para la operadora lusa. Y lo mismo pasa con el grupo Espirito Santo (BES): además de ser también accionista de referencia de PT y de apoyar la estrategia diseñada por Zeinal Bava, el BES tiene unos vínculos muy estrechos con Ongoing, que controla el 6,74% de su capital y un 3,18% de Espirito Santo Financiad Group.

Y fue el BES quien financió casi un tercio de los 600 millones de euros invertidos lo ultimo año por Ongoing: además de la compra de acciones de PT, el grupo de Nuno Vasconcelos, que sufrió en 2008 una perdida neta de 66 millones de euros, incremento su participación en Impresa, se hizo con el controle del Diario Económico y del Semanario Económico, prepara el lanzamiento de televisiones de pago, etc.

Lo cierto es que todo lo relacionado con Ongoing y las negociaciones con Prisa en torno a MC, teniendo en cuenta la estrategia de PT y el deseo de unos y otros en hacer algún favor político a los socialistas de José Sócrates - ya ilustrado por el cambio de director general de TVI - se presta a todo tipo de   especulaciones. También se habla - y mucho - de la supuesta "participación de capitales angoleños": la información fue ya desmentida Ongoing, que tiene sin embargo una alianza con el grupo angoleño Score Media. De lo que si presume Nuno Vasconcelos, es de tener buenas relaciones en los Palop y en Brasil, de cara a la expansión de Ongoing... y también eventualmente de MC.

Además de Ongoing y de PT, dos otros grupos de prensa lusos tienen la mira puesta en MC: son ellos, Controlinvest y Cofina, que llevan tiempo intentando tener una televisión generalcita como la TVI, que es líder con casi un tercio de la audiencia nacional,  pero ambos manifiestan que solo estarían interesados en negociar con Prisa, si esta aceptara vender el 100% de MC o por lo menos dejar la gestión de su filial en manos lusas.

Con lo cual, se vuelve a la misma dinámica de Ongoing, que hace hincapié en lo mismo, y pagando además un precio sensiblemente inferior a los 150 millones de euros que PT ya había aceptado de pagar... ¡y sin exigir en cambio una participación a la gestión! Por todo ello, es natural que la operación de Ongoing no tenga gran lógica, y necesitaría además la luz verde de la autoridad de la competencia y de la reguladora del sector para evitar cualquier confito de intereses con Impresa.

 

Artículos relacionados