ANÁLISIS

La teoría del eclipse solar irrumpe en la Plaza de la Lealtad

El pro­fesor Gabriele Lepori, de la Copenhaguen Business School, ha rea­li­zado una in­ves­ti­ga­ción re­ciente sobre el efecto de los eclipses en el com­por­ta­miento de los mer­cados fi­nan­cie­ros. Lo ti­tula ‘Dark Omens in the Sky: Do Superstitious Beliefs Affect Investment Decisions?' Lepori cree que si. Presagia lo peor para hoy en Wall Street. El Ibex, en cam­bio, ya se an­ti­cipó ayer rom­piendo su ten­dencia al­cista, pese a que todos los grandes mer­cados mun­dia­les, con la ex­cep­ción de Hong Kong, ce­rraron en po­si­tivo, con siete días de subidas con­se­cu­ti­vas. En Europa se han al­can­zado subidas su­pe­riores al 1% en al­gunos ca­sos. El eclipse ha po­dido in­cluso con las pa­la­bras tran­qui­li­za­doras del pre­si­dente de la Reserva Federal, Bern Bernake.

De su alocución ante la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, cuyo texto adjuntamos en su versión original, cabe destacar una idea sobre todas las demás: va a mantener los tipos bajos, tanto tiempo como sea necesario. Se une al mensaje de Timothy Franz Geithner de que no van a actuar como en los años treinta subiendo los tipos, recortando el presupuesto y el déficit y llenando Estados Unidos de parados y desesperados.  

Respecto de la economía, su intervención fue muy positiva y esquemática y dejó claro que se está produciendo un leve retorno al crecimiento en 2009, se producirá una recuperación gradual en 2010 y asistiremos a una aceleración económica en 2011.  

Pese a estas posiciones tranquilizadoras del responsable del banco central de Estados Unidos, la desconfianza en el sector financiero español supuso ayer la quiebra de seis subidas consecutivas de la bolsa. Este martes hubiera supuesto la séptima, como así sucedió en los grandes mercados europeos, pero vuelven a abrirse muchas dudas sobre la recuperación y la salud del sistema financiero español.

Los analistas vienen alertando de la situación diferenciada de la economía española respecto de Europa y Estados Unidos por lo que el mercado debería corregir. El equipo de Inverseguros advierte de que "los beneficios estimados para 2010 en el caso del Ibex, apenas se han revisado un 1% al alza como consecuencia de una previsión de crecimiento global, que no para España, algo más optimista de la que se consideraba hace ahora dos meses". Y concluye, "asumiendo esa revisión y con la misma tasa de descuento aplicada entonces, estaríamos hablando de un objetivo del índice del selectivo español de 10.100 puntos. Ahora bien, la clave es entender que esa tasa de descuento sigue siendo la misma.

Por lo que se refiere al sector concreto de la banca también lanzan una advertencia compartida por otros analistas: "la bolsa acumula una subida desproporcionada desde mínimos dirigida por un sector, los bancos, que sigue sin tener fundamentales de recuperación económica". La presentación de los resultados de Caja Madrid ayer vinieron a darle la razón: gana la mitad y la morosidad sube hasta el 5,5 por ciento. Y no es la entidad sobre la que más dudas subsisten. Dejémoslo ahí.

Pero volvamos al joven profesor Lepori, que ha estudiado el efecto de 362 eclipses solares y lunares entre 1929 y 2008 sobre los mercados financieros.

Su conclusión es clara existe el efecto eclipse indiscutible sobre los mercados financieros. Wall Street ha visto un recorte del 0,1%. Y su efecto es todavía mayor si reciben una cobertura informativa amplia. También ha comprobado Lepori que pasados los días próximos al eclipse Wall Street corrige sus pérdidas. El mercado entonces se comporta de acuerdo con la teoría financiera clásica. No sé qué será peor si el eclipse de Lepori, o los negros presagios de de los analistas.  

 

Artículos relacionados