El contable de Madoff se entrega a las autoridades y se enfrenta a 105 años por colaborar en el fraude

David G. Friehling, el con­table del fi­nan­ciero de Wall Street Bernard Madoff, se en­tregó hoy a las au­to­ri­dades des­pués de que la Fiscalía le acu­sara de va­rios de­litos re­la­cio­nados con la mayor es­tafa pi­ra­midal de la his­toria de Estados Unidos, va­lo­rada en unos 50.000 mi­llones de dó­la­res, de la que el ex pre­si­dente del Nasdaq se de­claró cul­pable la se­mana pa­sada.

Friehling, que se encargaba de auditar las cuentas de Madoff desde 1991 y se ha entregado esta mañana al FBI, se enfrenta ahora a 105 años de cárcel de ser encontrado culpable de "fraude de valores, ayudar a cometer un delito de fraude y presentar cuatro auditorías falsas" a la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC), según informó la Fiscalía.

El contable, cuya empresa llegó a facturar entre 12.000 y 14.500 dólares al mes entre 2004 y 2005 por las auditorías que realizaba a la sociedad de Madoff, deberá comparecer en las próximas horas ante el juez federal Theodore H. Katz, añadió el ministerio público, que precisó que la investigación sigue abierta.

El fiscal encargado del caso, Lev L. Dassin, subrayó que Friehling no está acusado de tener un conocimiento directo del esquema ponzi montado durante décadas por Madoff pero sí ha sido acusado de haber permitido que ocurriera el fraude al crear la "ilusión" de que el financiero estaba empleando legítimamente el dinero de sus clientes con auditorías falseadas.

Por su parte, la Comisión de Valores de EEUU (SEC) acusa a Friehling y a su firma F&H de engañar a los inversores y al regulador al declarar que la firma de Madoff contaba con un registro de auditoría "limpio", y considera que permitió el esquema Ponzi presentado informes anuales de auditoría que resultaron ser falsos, pese a que aseguraba examinar las cuentas según las normas auditoras generalmente aceptadas.

"Todas estas afirmaciones fueron materialmente falsas ya que Friehling y F&H no realizaron auditorias significativas", señaló la SEC en un comunicado, en el que añadió que la mala conducta de Friehling y F&H es "mayúscula" ya que nunca encontraron procedimientos inadecuados en las cuentas de Madoff.

"Friehling esencialmente vendió su licencia a Madoff durante 17 años mientras su esquema Ponzi no fue detectado y durante esos años Friehling engañó a los inversores y reguladores al declarar que la firma de Madoff contaba con un registro de auditoría limpio", subrayó el funcionario de la SEC, James Clarkson.

Artículos relacionados