DESDE EL PARQUET

Los analistas mantienen el potencial alcista de Iberdrola

Los in­ver­sores vuelven a asumir riesgos en Iberdrola. La pri­mera im­pre­sión que les causó la no­ticia de que se acep­taban las con­di­ciones im­puestas por las au­to­ri­dades re­gu­la­doras del es­tado de Nueva York para la compra de Energy East fue que ello se tra­du­ciría en un mayor en­deu­da­miento y, por tanto, en una pro­bable re­baja de ca­li­fi­ca­ción. Unos as­pectos que nunca gustan a los in­ver­sores y que ex­plican los re­cientes ni­veles mí­nimos que es­ta­bleció el valor en 7,29 eu­ros.

Habitualmente, estas respuestas del mercado son provocadas por ventas automáticas de cortoplacistas que, dada la estructura de sus inversiones, no consideran las previsiones a medio plazo. Sin embargo, varios administradores patrimoniales estiman que los próximos resultados ya reflejarán la favorable repercusión que tendrá en los beneficios su futura integración total, que además optimizará los resultados de otros negocios del grupo en EE UU. En consecuencia, la aportación de esta adquisición, según prevé un sector de inversores, superará la esperada, al menos en un 10%; respecto a la evolución de la cotización, estiman que se aproxime a los 10 euros en meses venideros.

Artículos relacionados