La Seguridad Social perdió 17.517 cotizantes extranjeros en junio por el frenazo inmobiliario

El nú­mero de ex­tran­jeros afi­liados a la Seguridad Social des­cendió en 17.517 ocu­pados en ju­nio, el 0,8% res­pecto al mes an­te­rior, con lo que el total de in­mi­grantes ins­critos en el sis­tema se situó en 2.128.384, según datos di­fun­didos hoy por el Ministerio de Trabajo e Inmigración. La crisis del sector de la cons­truc­ción se ha hecho no­tar. La cons­truc­ción perdió en junio 16.451 afi­liados ex­tran­jeros (-4,5%) res­pecto al mes an­te­rior y cuenta con 67.793 in­mi­grantes menos que hace un año (-16,5%).

Concretamente, 14.871 bajas fueron cursadas por trabajadores procedentes de países comunitarios, mientras que 2.646 correspondieron a trabajadores no pertenecientes a la UE. De esta forma, a 30 de junio, el sistema contaba con 725.948 ocupados procedentes de países de la UE y 1.402.436 inmigrantes de países no comunitarios. En conjunto, la Seguridad Social cerró el mes de junio con 19.184.842 cotizantes, representando los inmigrantes el 11,09% del total, casi la misma proporción que un mes antes (11,07%). Los trabajadores extranjeros provenientes de la UE han aumentado un 10,1% en el último año, mientras que los afiliados no comunitarios han registrado un repunte del 1,9%. Así, la tasa de crecimiento interanual de la afiliación extranjera se situó al finalizar junio en el 4,6%, tres puntos menos que el mes pasado.

MARRUECOS, A LA CABEZA DE LOS EXTRACOMUNITARIOS

Dentro de los países no comunitarios, casi cuatro de cada diez afiliados son de nacionalidad marroquí (277.798) y ecuatoriana (259.424), países que suman entre ambos 537.222 cotizantes. Colombia, con 154.524 trabajadores, se sitúa como tercer país de procedencia de afiliados, por delante de Perú, que cuenta con 83.742 cotizantes. El resto de afiliados no comunitarios se reparten entre China (67.710), Bolivia (59.871), Argentina (59.527), Ucrania (39.409), República Dominicana (37.220), Cuba (25.191) y otros países no europeos (338.020).

Por su parte, de los que proceden de la UE-27, rumanos, portugueses e italianos son los más numerosos, con 257.377, 79.370 y 73.635 cotizantes, respectivamente. Les siguen británicos y búlgaros, con 61.629 y 53.847, y algo más lejos, los alemanes, con 47.337 afiliados. Las cifras más bajas corresponden a Chipre, con sólo 67 ocupados, Luxemburgo (114), Malta (172) y Estonia (388).

Siete de cada diez extranjeros (72,5%) que cotizan a la Seguridad Social se encuadran en el Régimen General y dentro de él, casi uno de cada cuatro, un total de 343.061 personas, trabaja en la construcción.

La crisis de este sector se ha hecho notar también entre el colectivo inmigrante. La construcción perdió en junio 16.451 afiliados extranjeros (-4,5%) respecto al mes anterior y cuenta con 67.793 inmigrantes menos que hace un año (-16,5%). Además de en la construcción, los inmigrantes afiliados al Régimen General se concentran en sectores como la hostelería, las actividades inmobiliarias y el comercio, con porcentajes, respectivamente, del 19,4%, 15,3% y 14,8% sobre el total.

Tras el Régimen General, la presencia de los extranjeros es más numerosa en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), con el 11,1% de los afiliados (238.142). A este régimen le sigue el Régimen Especial Agrario, con el 8,17% de los extranjeros afiliados (174.050) y el Régimen Especial del Hogar, que aglutina al 7,78% de los inmigrantes en alta, con 165.590 afiliados. Sólo el 0,24% de los extranjeros cotizantes se encuadran en el Régimen del Mar y el 0,02% en el del Carbón.

Cataluña y Madrid concentran casi la mitad de los extranjeros afiliados a la Seguridad Social, al sumar entre ambas el 44% del total de inmigrantes ocupados. En concreto, Cataluña contaba con 485.628 extranjeros cotizantes, mientras que en Madrid la cifra era de 452.154. Tras estas dos regiones se sitúan Comunidad Valenciana, con 238.401 afiliados extranjeros; Andalucía, con 216.840 ocupados; Baleares, con 101.293; Murcia, con 99.483; Canarias, con 95.256; Castilla-La Mancha, con 85.934; Aragón, con 83.418; Castilla y León, con 71.272, y País Vasco, con 53.776.

Las comunidades con menor presencia de inmigrantes en alta a la Seguridad Social a 30 de junio fueron Galicia, con 43.502 extranjeros; Navarra, con 32.392; La Rioja, con 18.896; Asturias, con 16.706; Cantabria, con 14.991; Extremadura, con 12.468, y las ciudades autónomas de Melilla, con 3.637, y Ceuta, con 2.337.

Artículos relacionados