Escenificación de la crisis fi­nan­ciera y eco­nó­mica en La Moncloa

Amnistía para los billetes de 500 euros y más garantías a los depósitos, medidas de Zapatero frente a la crisis

El Ministerio de Economía co­mienza a re­gis­trar las pri­meras sa­lidas de de­pó­sitos im­por­tantes de España

Zapatero se reune con los principales banqueros de España
Zapatero se reune con los principales banqueros de España

Escenificación de la cri­sis. Y en La Moncloa. Un Zapatero que lleva casi un quin­quenio ejer­ciendo de pre­si­dente del Gobierno, por vez pri­mera ro­deado de los prin­ci­pales ban­queros del país. Salvo a Emilio Botín, al que vi­sitó en su Ciudad Financiera del Santander hace menos de un año con mo­tivo de un acto so­cial, no se co­noce ni una sola reunión del se­cre­tario ge­neral del PSOE con la Banca es­pañola como tal. Pero esta vez, la pri­mera y con luces y tá­qui­gra­fos, era es­pe­cial. Muy es­pe­cial. La crisis fi­nan­ciera mun­dial ame­naza con con­ta­minar a España y a su sis­tema ban­ca­rio, "uno de los más sol­ventes del pla­ne­ta". Una crisis que, según fuentes ofi­cia­les, ha co­men­zado a herir donde más duele: el Ministerio de Economía ya re­gistra una in­ci­piente huída de de­pó­sitos ban­ca­rios a otros países de la Unión Europea, como Irlanda, Grecia, Holanda y Alemania, que ofrecen más ga­ran­tías (algunas to­ta­les) de de­vo­lu­ción ins­ti­tu­cional de los de­pó­sitos ban­ca­rios en caso de quiebra de la en­tidad de­po­si­ta­ria. De he­cho, Zapatero ade­lantó ayer dos me­didas a los ban­que­ros. Primera: se ele­vará la cifra de 20.000 euros que el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) ga­ran­tiza a los de­po­si­tan­tes. Y se­gunda -a pro­puesta del mi­nistro de Industria y Comercio Miguel Sebastián-, el Gobierno es­tudia una ami­nistía fiscal al di­nero negro que se es­conde de­trás de los bi­lletes de 500 eu­ros, una cifra que puede rondar los 54.000 mi­llo­nes. Su in­greso en el sis­tema do­taría a los bancos de más li­qui­dez, una cua­lidad es­casa en estos mo­men­tos. La me­dida per­mi­tiría di­na­mizar la eco­nomía me­diante la con­ce­sión de más cré­ditos a em­presas y par­ti­cu­lares por parte de las en­ti­dades fi­nan­cie­ras.

La crónica de la reunión es ya conocida. Y se supo al cierre de la Bolsa, que registró la segunda peor jornada desde que comenzó la crisis, vete ya a saber cuándo. Zapatero y los banqueros tenían que tranquilizar a los inversores y a los depositantes, habida cuenta de las noticias alarmantes que han llegado estos días de Alemania y Estados Unidos sobre la suerte de algunos de sus bancos hipotecarios y de inversión. Los mercados mundiales perdieron una media entre el 5% y el 15% en otro lunes negro. El Ibex cayó un 6,06%, el segundo mayor descenso en lo que va de año. En Sao Paulo, Brasil, las autoridades cerraron temporalmente el mercado después de una caída del 15%. En Wall Street, incluso con el Plan de Rescate bancario de Bush ya en marcha, las pérdidas se estabiizaron en el 3,56%. El euro descendía a una cota de 1,34 dólares, la más baja desde febrero. Y eso que Alemania y Bélgica, con Sarkozy por medio, han acudido en ayuda de sus entidades con problemas, el Hypo y el Fortis.

Sea como fuere, la reunión de Zapatero con los directivos de las principales entidades financieras españolas fue "positiva y fructífera", según fuentes banacarias. Juntos y en franca armonía, analizaron la situación de incertidumbre creada por las turbulencias de los mercados y los banqueros aprovecharon la reunión para trasladar a Zapatero un mensaje de confianza en la solvencia del sistema financiero español. A la reunión, que comenzó pasadas las cinco de la tarde en el Palacio de la Moncloa y que se prolongó por más de dos horas, asistieron el consejero delegado del Banco Santander, Alfredo Sáenz; el presidente del BBVA, Francisco González; el del Banco Popular, Ángel Ron, y los presidentes de La Caixa, Caja Madrid y Unicaja, Isidre Fainé, Miguel Blesa y Braulio Medel, respectivamente.

Tras analizar la situación de incertidumbre creada en los mercados internacionales con la quiebra y rescate de diversas entidades, primero en Estados Unidos y después en Europa, los representantes del sector financiero incidieron en la salud y solvencia del sistema financiero español, gracias, en gran medida, a la labor del Banco de España de exigir fuertes provisiones, aún en periodo de bonanza económica, y de no permitir la proliferación de productos estructurados ni fuera de balance.

EL GOBIERNO INCREMENTARÁ LAS GARANTÍAS PARA LOS DEPÓSITOS

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, informó a los representantes de seis entidades financieras con los que se reunió en el Palacio de la Moncloa de las medidas que el Ejecutivo adoptará de inmediato para incrementar las garantías de los depósitos en las entidades financieras. El objetivo es reforzar la confianza de los ciudadanos, los depositantes y las empresas en el sistema financiero español, según fuentes de Moncloa.

Durante el encuentro, se puso de manifiesto la fortaleza y solvencia del sistema financiero español y se destacó el valor de la política de rigor realizada por el Banco de España a lo largo de los últimos años.

Artículos relacionados