Portal de información empresarial y financiera fundado en 2004
 
Cotizaciones:
Actualizados el martes 24 de enero a las 10:45

Today's News Links

Gibraltar casi español: Tony Blair creía 'ridículo en estos tiempos una colonia' en España

Alfredo R. Mendizabal.- No iba del todo descaminado el otro día el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, cuando saludó con un festivo 'Gibraltar español' al eurodiputado británico Charles Tannok. O no iba descaminado o estaba tan perfectamente informado como debe estarlo el jefe de la diplomacia. Porque hoy martes se ha puesto a la venta en las librerías del Reino Unido un libro que relata entre otras muchas cosas cómo Gibraltar sí que estuvo a punto de ser español..., a medias. Fue en 2002, cuando en Gran Bretaña mandaba Tony Blair y en España José María Aznar. Incluso hubo un apretón de manos entre los negociadores que acordaron las particularidades de la llamada 'soberanía compartida'. Pero a la mañana siguiente todo parecía haber sido un sueño, porque Moncloa lo vetó.

Escrito por Peter Hain, en aquellos años ministro para Europa del gobierno laborista de Blair, el libro 'Outside In' (Desde dentro) relata su participación en aquellas reuniones, que soliviantaron a los 'llanitos' del Peñón y causaron serios problemas parlamentarios a los laboristas. Se les acusaba de 'vender' a los gibraltareños. Paradójicamente, poco después de cerrarse el capítulo de la 'soberanía compartida' se celebró un referéndum en Gibraltar que decidió por la mayoría plebiscitaria del 98% que querían seguir habitantes de una colonia bajo la bandera británica. Según lo que cuenta Peter Hain, que nació en Sudáfrica y luchó contra el apartheid, a Blair le caían gordos los gibraltareños por su actitud inflexible y hablaba de ellos 'con displicencia'.

No mucha mejor opinión tenía el propio Hain, según confiesa en el libro. Los 'llanitos' le parecieron 'esquizofrénicos' con la defensa a ultranza de un status que les provocaba mucho más síndrome de insularidad que el que se suele atribuir a los habitantes de islas. Añade: 'Permanecían rígidamente aferrados a su idea de ser británicos, en un sentido totalmente artificial'. Con su curriculum y experiencia anterior de ministro para África en problemas más graves como en Zimbabue, Hain propulsó la idea de 'hacer algo sobre Gibraltar' nada más hacerse cargo de la cartera para Europa en 2001. Le salía 'de lo más profundo' de su instinto, porque 'era ridículo que Gran Bretaña tuviera en estos tiempos una colonia en la punta de España a casi 3.000 kilómetros de distancia'.

Preparó el plan de la 'soberanía compartida', que iba acompañado del máximo autogobierno para los gibraltareños. Y a Tony Blair le encantó el plan, lo abrazó 'con entusiasmo' y le dijo a Hain: 'De verdad que es muy importante lograr para Gibraltar un futuro mejor, garantizar una mejor relación con España y despejar ese obstáculo a nuestras relaciones dentro de Europa'. De acuerdo con Hain, el primer ministro le pidió que avanzara todo lo rápido que pudiera. Y en efecto, todo fue tan rápido que el acuerdo entre los equipos negociadores se logró el 18 de abril de 2002. Gran Bretaña conservaría el control de la base naval y la 'soberanía compartida' se avalaría en un referéndum vinculante promovido por Londres.

Pese al apretón de manos que en diplomacia y otros ámbitos quiere decir que 'está hecho', sólo horas después todo se fue al garete. Para Tony Blair, la idea habría que aparcarla hasta que se calmaran las aguas. Por un lado, 'España no está preparada' para un acuerdo de esas características, mientras él consideraba que lo que tampoco 'está sobre la mesa es la reapertrua de la reclamación histórica' sobre el Peñón. Y por el otro lado, los gibraltareños bufaban y se creían traicionados. Peter Hain y el otro ministro que defendió el plan, el secretario del Foreign Office Jack Straw, no lograron reactivar la idea. Pero en opinión del autor del libro, llegará el día en que 'pensar y hacer algo en serio sobre Gibraltar no será visto como una menaza, sino como una oportunidad'.

* * *

Los titulares de este martes denotan franca preocupación por la recesión y lo que se avecina. Y también impaciencia en editoriales y columnas de opinión ante la premiosidad del Gobierno, incluso en medios afines. Algo de alivio por el pacto salarial, que algunos consideran muy insuficiente.

Otros destacan las divergencias entre De Guindos y Montoro, que traspasan las fronteras como en este titular de Emma Ross-Thomas en Bloomberg: 'Los dos ministros de Finanzas de España chocan sobree el objetivo de déficit mientras la economía se contrae'.

Diagnóstico. España entra en otra recesión que destruirá medio millón de empleos (Carlos E. Cué en El País). El FMI y el Banco de España pintan un futuro negro (Público). España en la miseria: el FMI alerta de riesgo de solvencia ante los 175.000 millones de deuda soberana que vencen este año (C.G-C. en Capital Madrid). Fitch advierte al Gobierno: "La situación de España es muy complicada"(E.B. en El Boletín). Banco de España: profunda recesión (Expansión). Ordóñez acentúa la caída del PIB al 1,5%, camino de los seis millones de parados (Bernardo Díaz y Miriam Calavia en Cinco Días).

Recetas. Según Irene Rivas en El Economista, el Gobierno acelera para tener listas el viernes las tres grandes reformas. Según Ángel Collado en El Confidencial, Rajoy irá a Bruselas con una ley que tasa los delitos para los despilfarradores públicos y el viernes se aprobará la Ley Antidéficit y avanzará puntos de la reforma laboral. Según Marta Matute en el mismo medio, Mato estudia varias propuestas para implantar el copago farmacéutico en función de la enta. Y también según C. Sánchez, las CCAA planean una subida general de impuestos para contener el déficit porque sus ingresos siguen cayendo mientras se dispara el pago de intereses. Según Bernardo de Miguel en Cinco Días, Guindos no descarta un año más para bajar el déficit al 3%: Bruselas ya aceptó retrasar de 2012 a 2013 el plan de consolidación. Según J.J. Marcos en Expansión, hay pugna entre Economía y Exteriores por la cumbre con las 25 grandes empresas más internacionales. Según Javier Ruiz en Vozpópuli, Economía y Hacienda pasan a Rajoy informes contradictorios sobre el déficit autonómico y Hacienda sostiene que ninguna autonomía cumplirá el objetivo de déficit en 2011. Según Pablo Montesinos en Libertad Digital, Rajoy ya no sitúa el objetivo de déficit público en el 4,4% del PIB y no incluye el dato del 4,4% en su informe económico, pese a decir que es 'irrenunciable'. Según Carolina G.-Cortines en Capital Madrid, el coste de 6.800 euros que pagaría cada contribuyente obliga al Gobierno a descartar el 'banco malo'.

Opiniones. Alarmante diagnóstico del Banco de España: que el Ejecutivo ponga sus cartas bocarriba, detallando su hoja de ruta reformista, con plazos y propuestas concretas, y cuáles son sus planes para crear un entorno propicio para el crecimiento que haga que valgan la pena los durísimos sacrificios que se vislumbran en el horizonte (Editorial de Expansión). Las previsiones del Banco de España; las perspectivas no son precisamente halagüeñas; es preciso una economía más competitiva (Editorial de La Vanguardia). El comienzo de una nueva singladura: Rajoy ha declarado recientemente que sabe lo que hay que hacer para "mejorar la reputación de España". Pues hágalo, señor presidente (José Manuel Velasco en Cinco Días). Las reformas, más urgentes que nunca; Los números rojos aparecen por todas partes. Es urgente aplicar con energía el programa de reformas que pretende desarrollar Rajoy (editorial de ABC). El Gobierno se muestra más pródigo en contradicciones que en medidas concretas capaces de reducir el gasto (Manuel Martín Ferrand en el mismo diario. Rajoy no tenía programa: un mes después de que Mariano Rajoy llegara a la Moncloa parece ya bastante claro que el PP no ocultó su verdadero programa durante la campaña electoral, sino que carecía casi por completo de algo que mereciera tal nombre (Carlos Elordi en El Periódico).

En digitales. Lo que la recesión se lleva por delante: ningún otro país presenta riesgos de desestabilización social tan graves como el nuestro (Primo González en Republica.com). El FMI dispara la alarma sobre España e Italia (Pablo Sebastián en el mismo medio). Sigue la guerra Montoro-de Guindos (José Oneto en ídem). A partir de ahora los parados son suyos, Sr. Rajoy: hay que darle un margen para que fructifiquen sus políticas, aunque tiene razón Alfredo Pérez Rubalcaba al señalar que se está demostrando que Mariano Rajoy no tenía más plan que llegar a La Moncloa (José García Abad en El Plural). ¡Tomémonos en serio la socialdemocracia!: el efecto Rajoy, un bluff; antes o después, Rajoy hará bueno a Zapatero y, si no, tiempo al tiempo (Enric Sopena en El Plural). Una estrategia contra la recesión: lo que ya no se puede permitir es que la clase política siga tirando el dinero de todos o llevándoselo a manos llenas. Aquí lo que hay que hacer, en definitiva, es potenciar el papel de las empresas y reducir el de la Administración en todos sus niveles (Emilio J. González en Libertad Digital).

Para desengrasar, si es posible. Este martes Obama pronuncia en el Congreso en Washington su discurso sobre el Estado de la Unión. Ya hay un concurso para escribirlo en un tuit, en 140 caracteres. Pero el ambiente de la campaña se caldea: un congresista anuncia que hará el desaire inédito de no ir al discurso; el líder republicano John Boehner anticipa que lo que dirá Obama será probablemente 'patético'; los estrictos protocolos de seguridad en los aeropuertos han llevado a la retención de un senador, Rank Paul, hijo del congresista Ron paul, uno de los precandidatos republicanos a la presidencia, que en seguida ha cargado contra 'este estado policial se va de las manos'. Se ignora si padre o hijo han dicho eso de 'no sabe con quién está hablando'.

* * *

Todo esto, y más, en los enlaces aquí abajo: sólo tiene que pinchar en cada uno de los títulos para que el enlace le lleve a la información o artículo original elegido. Al pinchar en la cabecera de cada medio, el enlace le llevará a la página inicial del mismo.

Crisis/ Economía/Reformas

Spain/Espagne/Espanha/Spagna/Spanien/España/ Испания

UE/Europa