Portal de información empresarial y financiera fundado en 2004
 
Cotizaciones:
Actualizados el martes 20 de diciembre a las 10:42

Today's News Links

Europa está de los nervios, y hasta DSK se permite ahora volver y dar doctrina

Alfredo R. Mendizabal.- Mario Draghi se presentó el lunes ante el Parlamento Europeo en Bruselas como presidente del BCE. Simultáneamente, el vicepresidente Vitor Constâncio comentó en Fráncfort el último informe sobre Estabilidad Financiera. Ambos dijeron con rotundidad que el euro está aquí para quedarse. Sin embargo, los titulares que hoy escoge la prensa internacional son de dos tipos: optimistas y pesimistas. Ambos enfoques se atienen a lo que dijeron Draghi y Constâncio, cada uno por su lado, y a lo escrito en el informe de estabilidad. Entre los optimistas, la crónica de Valentina Pop en EU Observer, por ejemplo, con dos palabras precisas utilizadas por Draghi: el euro es 'irrevesible' y 'permanente'. En The Wall Street Journal, Margit Feher también va por ahí: Draghi dice que la especulación sobre la ruptura del euro es 'malsana' y que la existencia de la eurozona es 'irreversible'.

Pero como el gran diario financiero neoyorquino tiene muchos reporteros, corresponsales, columnistas y editores, otra crónica paralela cuenta la otra mitad de la historia: el BCE advierte de que los riesgos a la estabilidad de la eurozona han aumentado 'considerablemente' en el segundo semestre de este año, hasta su peor nivel desde el colapso de Lehman Brothers en 2008. En otro diario financiero de referencia, Financial Times, Ralph Atkins y Peter Spiegel, también prefieren ver en esta ocasión el vaso medio vacío: el BCE advierte del riesgo de contagio global y de que la deuda soberana es la amenaza más apremiante a la estabilidad. En su editorial hace un llamamiento que suena a urgente: el mundo entero necesita que Europa crezca, así que los países con superávit deben sacar al continente del estancamiento. Y en otro comentario sobre lo que costaría la ruptura del euro, recuerda a los países acreedores que les conviene mucho mantener viva la eurozona.

The Guardian es un pelín más alarmista: la crisis del euro se puede extender a todo el globo, advierte el BCE al llamar Draghi la atención sobre la gran cantidad de deuda que vence en el primer trimestre de 2012. En parecidos términos escriben The Independent, The Daily Telegraph y otros. En Alemania, y con un análisis de todo lo que está pasando desde la última cumbre de la UE el pasado día 8-9 de este mes, Lucas Zeise firma en Financial Times Deutschland lo siguiente: todo está listo para la salida del euro, Europa se prepara para la retirada de Grecia de la unión monetaria, y para sus consecuencias. Sin pelos en la pluma, cree que la Unión Monetaria está en peligro, y también pone el acento de sus preocupaciones en el primer trimestre, con los vencimientos de deuda de Italia y España. Mucho más Italia: 160.000 millones, el 10% de su PIB.

Todas estas consideraciones tienen lugar en medio de una confusión reinante de mucho cuidado. El ministro alemán de Exteriores, Guido Westerwelle, tuvo que ir a Londres para apaciguar los ánimos tras las críticas por el veto del premier Cameron al pacto fiscal alumbrado en la cumbre y que ha suscitado muchas asperezas en toda Europa y algunas en el propio Reino Unido. Westerwelle tuvo que asegurar que 'Gran Bretaña es un socio indispensable' en Europa. Simultáneamente, los empresarios británicos le decían a su Gobierno que Europa también es indispensable para el Reino Unido y que al menos tres millones de puestos de trabajo dependen de ello. Pero también al mismo tiempo flotaba y flota en el ambiente la decepción por la segunda negativa de Cameron: su 'no' a los 30.000 millones que le correspondería aportar al FMI para que la institución se lo pueda prestar a los países en apuros. Así, el fondo especial de 200.000 millones se quedará todo lo más en 170.000.

En Francia, cuyo presidente se enfadó tanto con Cameron que desató una nueva guerra de epítetos entre Londres y París, la mayor preocupación gira todavía en torno a si va a perder la triple A de calificación crediticia y cuándo. Cada día hay un ministro que dice que sería injustificable, pero también a diario hay un analista financiero que cree que la rebaja es cuestión de días. Pero por si todo esto no fuera bastante lío, desde Pekín han llegado noticias de Dominique Strauss-Kahn que atizan el fuego. Las informaciones por una vez en mucho tiempo no son de faldas, sino del regreso del antiguo director del FMI a la vida activa. Algún medio francés lo toma a chacota y dice que 'DSK trata de volver a la política'. Pero para decir lo que ha dicho en China podía habérselo ahorrado: DSK pesimista sobre la eurozona, titula Le Monde. Y Les Echos: Strauss-Kahn fustiga la gestión de la crisis por los líderes europeos. Y en efecto, en una especie de lapsus mental, o en una traición del subconsciente, compara al euro con una balsa a punto de volcar y hundirse. Él lo habría hecho de otra forma y mejor, viene a decir. Lo que no dice es que estaba tan ocupado que tenía que salir echando chispas de los hoteles.

* * *

Aquí, monográfico sobre el Discurso en todos los medios este martes. Conclusión casi por unanimidad: a favor con reparos. Varios utilizan la misma metáfora: suena bien la música, pero falta la letra. A la hora de sintetizar la hoja de ruta, se resume en tres puntos, o en siete, o en un decálogo, o en 12 medidas, o en 50. Frase más repetida: 'Ya no habrá españoles buenos y malos'.

Titulares. El País destaca que Rajoy se reserva las medidas más duras. El Mundo, con rotundidd: 100 días que cambiarán España. Público: tijeretazo general. ABC: Rajoy tiene un plan para España. La Razón: palabra de Rajoy, promete decir siempre la verdad y convoca a toda la Nación para reflotar España. La Gaceta: La reforma más ambiciosa desde la Transición: menos leyes, menos administración, menos gastos y más libertad. La Vanguardia: Rajoy y Rubalcaba se comprometen a remar juntos contra la tormenta. El Periódico: Recortes a plazos.

En los económicos. Expansión: llegan las reformas, el plan anti-crisis de Rajoy recibe el OK de expertos y analistas. Cinco Días: comienza la era Rajoy, que (se) pone deberes y prioriza la creación de empleo y que España recupere peso en el euro. Negocio: Rajoy pide esfuerzos titánicos ante un panorama desolador.

Los digitales escogen titulares sobre aspectos concrets más allá del discurso y que salieron durante el debate subsiguiente. Como José Hervás en Capital Madrid: Rajoy descarta finalmente crear un 'banco malo' y en respuesta a Cayo Lara se alinea con las tesis de Cristobal Montoro, frente a las de Rodrigo Rato, y anticipa una profunda reforma del sistema financiero con asunción de pérdidas por las propias entidades. O Ángel Collado en El Confidencial: Rajoy 'marianiza' la legislatura, ofrece diálogo, avanza reformas y se calla su futuro Gobierno, mientras los 'ministrables' no se movieron de su escaño en 7 horas por orden de su jefe. O por Javier Ruiz en Vozpópuli: Rajoy planea eliminar 75.000 empleados públicos cada año hasta un total de 300.000, y la la 'tasa cero de resposición' debe ahorrar entre un 2,5% y un 4% de gastos de personal. O Rafael Halcón en Republica.com: Mariano Rajoy presenta un ambicioso programa reformista y doblega a un Rubalcaba en retirada. O D. Soriano en Libertad Digital: Rajoy promete un cambio radical en seis meses, con Presupuestos, banca, laboral y empresas como reformas inmediatas y de gran calado. o Manuel Ángel Menéndez en Diario Crítico: Rajoy se mojó en su investidura, cambia los 'puentes', elimina las prejubilaciones y anuncia recortes por decreto que no concretó; se presentó a lo Churchill, con sentido de Estado pero mucho pesimismo.

Opiniones a espuertas. Algunas. Discurso de altura (ABC). Para regenerar España (editorial de La Razón). Ayer se enterró la crispación (Luis R. Aizpeolea en El País). Rajoy traza la senda del futuro económico (editorial de Expansión). En breve plazo podemos encontrarnos ante un nuevo orden laboral que genere optimismo y traiga la esperanza a las empresas y trabajadores del país (Íñigo Sagardoy en el mismo diario). La música suena bien, pero falta más letra (Editorial de Cinco Días). Tarea de dar una vuelta casi completa a la situación actual. Estoy convencido de que lo logrará (José Luis Martínez Campuzano en el mismo diario). Rajoy, fiel a su estilo (Casimiro García-Abadillo en El Mundo). Nos esperan esfuerzos exigentes (Editorial en Negocio). Ayer se cerró, venturosamente, un ciclo político que conducía a España directamente al precipicio (editorial en La Gaceta). Discurso bien construido para país en ruinas, el mejor que se ha oído en esta España montaraz en mucho tiempo (Jesús Cacho en Vozpópuli). Un Gobierno sin alternativa y sin valentía, con un discurso de investidura cuando menos decepcionante (Juan Ramón Rallo en el mismo medio). Un discurso de consejero delegado (José Oneto en Republica.com).

Más opiniones. Más espíritu de “restauración” que de “regeneración” (Fernando Glez. Urbaneja en el mismo medio). Un arranque prometedor (editorial en Libertad Digital). Ha encontrado en los pensionistas, casi nueve millones de personas, base sociológica y coartada social para una política que se supone dura aunque en el discurso de investidura no ha extremado el dramatismo (José García Abad en El Plural). Mariano en el País de las Maravillas (Enric Sopena en el mismo medio). Superó con nota su primer examen gracias a su determinación sobre el estrado y con ayuda de una oposición con poca mordiente. Pero sabe que la calma chicha no durará ( Ana I. Martín en Semanal Digital). Del dicho de Rajoy al hecho hay un gran trecho (Luis María Ansón en El Imparcial). Ha arrancado con fuerza la legislatura (José Antich en La Vanguardia). Un Rajoy político-tecnócrata que mejora a Mario Monti (José Antonio Zarzalejos en El Confidencial). Y una crítica sobre un dato: 'Esto es lo que hay: ¿cómo es posible que Rajoy haya cometido en su alocución tan tremendo error al hablar de las cifras de paro? ¿Error? Sí. Rajoy se ha equivocado en un millón. Es evidente que su equipo se ha liado. Imperdonable tratándose del paro y de la investidura' (Ernesto Ekaizer en Público).

Algunas novedades. Alberto Pérez Giménez en El Confidencial, que un encuentro de Salgado con De Guindos 'dispara' las quinielas en Economía. Confidencial Digital, que el nuevo Gobierno no va a echar a Fernández Ordóñez del Banco de España, pero le pondrá como condición la sujeción absoluta al futuro ministro de Economía.

* * *

Todo esto, y más, en los enlaces aquí abajo: sólo tiene que pinchar en cada uno de los títulos para que el enlace le lleve a la información o artículo original elegido. Al pinchar en la cabecera de cada medio, el enlace le llevará a la página inicial del mismo.

Crisis/ Economía/Reformas

Expansión

Spain/Espagne/Espanha/Spagna/Spanien/España/ Испания

UE/Europa

Corea