Portal de información empresarial y financiera fundado en 2004
 
Cotizaciones:
Actualizados el viernes 4 de noviembre a las 10:29

Today's News Links

The Economist: Rajoy no podrá 'curar España ni rápida ni fácilmente' por la 'herencia envenenada'

Alfredo R. Mendizabal.- El semanario británico The Economist, que a principios de octubre ya pronosticó el triunfo de Mariano Rajoy en las elecciones por mayoría absoluta, vuelve este viernes a darle una palmada en la espalda al líder del PP. El título del artículo editorial en el número que se pone a la venta este fin de semana es toda una definición: 'Rajoy el reformista'. Pero la revista le hace también unas cuantas advertencias a este 'hombre apacible destinado a ser el próximo presidente del Gobierno español que dice que tiene confianza y está listo' para el cargo. En la misma cabecera, un sumario frena un tanto la euforia: 'El centro-derecha español se dirige a una gran victoria pero a una herencia envenenada'. Y en el primer párrafo describe en muy pocas líneas el panorama que se va a encontrar: 'El país que va a gobernar el conservador Partido Popular después de las elecciones del 20-N no tiene un buen aspecto. El desempleo ha alcanzado el 22,6% y más de cinco millones de españoles están sin trabajo. Uno de cada nueve hogares no tiene a ninguno de sus miembros con un trabajo remunerado estable. El crecimiento se ha detenido; una segunda recesión acecha'.

Luego, The Economist pasa revista a uno de los problemas que más destaca la prensa internacional desde hace meses: el déficit en las CCAA. Cita, como es de rigor en las últimas crónicas de los corresponsales extranjeros, el caso de Castilla-La Mancha, donde las autoridades reconocen que su déficit será veces siete más alto que el límite establecido. El artículo pone por completo en duda las afirmaciones públicas de la vicepresidenta Salgado en el sentido de que se cumplirá con el objetivo del 6% de déficit este año. Y recuerda que la Autoridad Bancaria Europea ha estimado que cinco bancos españoles deben recapitalizarse con 26.000 millones de euros, una cuarta parte de todas las necesidades de la eurozona. Y añade las 700.000 casas nuevas vacías y los 176.000 millones de 'activos tóxicos' ligados al ladrillo. Con estos terribles datos, el editorialista no se extraña de que los sondeos otorguen una ventaja de 15 puntos al PP sobre el PSOE, ni de que 'el señor Rajoy vaya hacia una mayoría absoluta en el Parlamento'. Es aquí, 'desde esta posición de fortaleza', desde donde el líder popular 'podría sacar adelante unas reformas serias'.

Si esa victoria está cantada, entonces '¿por qué el programa electoral del PP no logró grandes titulares en la primera página de muchos periódicos?'. La pregunta de la revista bucea dos respuestas: en primer lugar, el anuncio del referéndum en Geecia que dominó la actualidad el mismo día; y en segundo, la 'ambigüedad calculada' del PP denunciada por Rubalcaba. The Economist le adjudica la expresión al candidato socialista, naturalmente, aunque no vuelve a aparecer su nombre en el resto del artículo.

Sí recalca, en cambio, que el programa electoral del PP 'está lleno de buenas intenciones pero pocas concreciones'. También subraya, para compensar, que el documento 'es ambicioso en el tono', al prometer una Administración más pequeña, rebaja de impuestos a las empresas, legislación laboral más flexible y menos burocracia. Estos puntos, según subraya The Economist del documento, 'estimularán el crecimiento y harán que los empresarios vuelvan a contratar' trabajadores. También se enumeran otros puntos del programa, como la privatización de televisiones autonómicas y otras empresas públicas, y la externalización de servicios al sector privado. Y se detiene a explicar la reforma laboral prevista, desde el 'fondo austriaco' para el desempleo a los cambios en la negoaciación colectiva, de forma que se abarate la contratación.

'La austeridad pública y la transparencia son las consignas del programa', aplaude el editorial, que recoge el compromiso del PP de cumplir con la rebaja del déficit al 3% en 2013, aunque eso requeriría aumentar los impuestos para ingresar más. El dilema que se plantea no es fácil: '¿Cómo va Rajoy a bajar los impuestos empresariales? Y si ello no es posible, ¿cómo puede estimular la economía?'. Ante esta pregunta del millón, The Economist concluye: 'Curar España no será ni fácil ni rápido'. Y ahí lo deja, porque la famosa revista tampoco parece tener recetas milagrosas.

* * *

Poco antes de las ocho de esta mañana de este jueves, un despacho de la agencia Reuters dice que 'Italia ha aceptado que el FMI supervise el progreso de sus reformas económicas'; la agencia informativa cita a 'una alta fuente de la UE'.

Esta versión confirma la primicia colgado anoche en la web de Le Figaro: 'El G-20 de Cannes se ha transformado en una cumbre europea para solucionar la cuestión italiana', con el envío de una troika como la de Grecia para que vigile a Berlusconi y evite la implosión de la deuda pública del país, 1,9 billones de euros.

Varios periódicos europeos, entre ellos Les Echos, Frankfurter Allgemeine Zeitung y The Guardian, adelantaron también un nuevo mecanismo crediticio del FMI, aunque difieren las versiones: unos creen que es para levantar un cortafuegos que proteja a Italia y España, mientras otros niegan expresamente ese fin; se trataría de hacer un colchón para que los países emergentes no sufran el contagio.

Aquí, toda la actualidad se mezcla en un totum convolutum o caos perfecto: Papandreu con su referéndum ahroa no pero quizá y con su dimisión sí pero tal vez; el G-20 convertido en supercumbre europea con otros espectadores, presuntas víctimas y socorristas; Draghi y la bajada de tipos del BCE; el inicio de la campaña electoral con el paro récord como arma arrojadiza; y el 'caso Blanco' como otro ingrediente que aterriza en el Tribunal Supremo y escora más todavía las expectativas de voto.

Unos fusionan la campaña con el paro, otros con Blanco y algunos con todo. El País: la crisis aplasta la campaña del 20-N y la peor cota de paro registrado marca el final de la legislatura y el arranque de la carrera electoral. El Mundo: el pésimo dato del paro marca el comienzo de la campaña. Coincide casi exactamente con Público, sin sospechas de copieteo: el pésimo dato de paro marca el inicio de la campaña. La Razón: el récord de desempleo y el escándalo de José Blanco marcan el inicio de la contienda. ABC: arranca la campaña con Blanco en el Supremo y récord de paro. La Vanguardia: arranca la campaña de la crisis y el paro. El Imparcial: comienza la campaña electoral después de medio año de precampaña, la más larga de la Democracia. Libertad Digital: el paro y la corrupción marcan el inicio de campaña del PSOE.

Opiniones más o menos con arreglo a las mismas líneas. Malas noticias para Rubalcaba (Jesús Ceberio en El País). Blanco al Supremo y el paro creciendo (Pablo Sebastián en República.com). Empieza la campaña del paro (editorial de La Razón). Una campaña con cinco millones de parados (editorial de Libertad Digital). Por el cambio y la regeneración, Mariano Rajoy se verá cargado con la responsabilidad de liderar la recuperación económica, pero también la recomposición del ánimo nacional y del sentido de Estado (editorial de ABC). La campaña, por lo que respecta al PP, le basta con no cometer ningún exceso para cosechar la mayoría absoluta (Manuel Martín Ferrand en el mismo diaro). Grecia deja en segundo lugar la campaña electoral con un PSOE herido de muerte y Papandreu prepara su entierro tras el funeral por el referéndum (José Hervás en Capital Madrid). l apoyo de Rubalcaba a Blanco en el 'caso gasolinera' dinamita su campaña: el candidato del PSOE puso 'la mano en el fuego' por el ministro de Fomento (José L. Lobo en El Confidencial). De Estela San José, de la gasolinera y del Barça (José Antonio Zarzalejos en el mismo medio).

Algunas novedades. Calixto Rivero en Expansión, que los banqueros deberán comunicar ya sus retribuciones por un veto retroactivo a los sueldos de los directivos de la banca, según carta enviada por Mafo. Confidencial Digital, que los bancos interesados en la compra de la CAM han recibido garantías del Banco de España tras las nuevas exigencias de capital, con promeza de Fernández Ordóñez de 13.000 millones de liquidez. Miguel Ángel Valero en Capital Madrid, que bancos, cajas y aseguradoras adelantan ofertas y se centran sobre todo en la captación de traspasos desde otras entidades en una campaña fin de año de planes de pensiones que se hace más agresiva para competir con depósitos y pagarés. En el mismo medio, que la disminución del crédito amenaza al negocio del recobro, pese al alza de la morosidad, porque se está produciendo un envejecimiento de las deudas impagadas. Miguel Alba en Vozpópuli, que Rato dice por SMS a algunos allegados que 'van a hacer el ridículo' los que hablan de la fusión de Bankia con BBVA.

* * *

Todo esto, y más, en los enlaces aquí abajo: sólo tiene que pinchar en cada uno de los títulos para que el enlace le lleve a la información o artículo original elegido. Al pinchar en la cabecera de cada medio, el enlace le llevará a la página inicial del mismo.

Crisis/ Economía/Reformas

Medios/Comunicación/Cultura

G-20

UE/Europa