Portal de información empresarial y financiera fundado en 2004
 
Cotizaciones:
Publicado el viernes 1 de febrero de 2013

BANCA EXTRANJERA

Banco Espírito Santo: un centenar de oficinas, su tamaño idóneo en España

Su director general admite interés en el Banco Gallego, aunque apuesta por el crecimiento orgánico

Pedro J. Escudero, BES EspañaJ. L. Marco.– Banco Espírito Santo (BES) quiere cumplir con su objetivo de convertirse en un banco del mercado ibérico y para ello considera que, en plena reestructuración de la banca española, su tamaño idóneo en España estaría entre 75 y un centenar de sucursales. Para ello, no descarta estudiar las posibles oportunidades de compra que surjan en las próximas semanas, como la anunciada del Banco Gallego y que encajaría a la perfección en sus planes, tanto por territorio como por tamaño, según reconoce su director general Pedro J. Escudero.

Tras el fallido intento de compra de alguna redes de cajas de ahorros, y a la espera de oportunidades, el foco está en la apertura propia de oficinas, hasta una decena a medio plazo. Mientras tanto, y ante la advertencia del Banco de España a las entidades por los extratipos de los depósitos, BES adecua desde este viernes su oferta con un depósito a 12 meses al 3,50% TAE. Sus productos a seis meses y a tres años ofrecen incluso una retribución menor, ya lejos del 4%. Según Escudero, el banco no busca liquidez con esta estrategia, sino clientes.

Banco Espírito Santo (BES) está dispuesto a plantar batalla en el mercado financiero español, al que consideran parte de sí mismos ya que su objetivo es convertirse en una entidad financiera ibérica de referencia. Para ello, su director general en España, Pedro J. Escudero, cifra en un máximo de 100 oficinas el tamaño idóneo de su red. "Con la reducción de la capacidad instalada en todo el sector, ese número sería el adecuado, lejos de las 500 o 600 sucursales que se manejaban años atrás para ser competitivo".

Para alcanzar ese objetivo, Escudero no descarta estudiar las posibles ventas o subastas que puedan producirse en las próximas semanas o meses. En concreto, el máximo responsable del banco luso en España reconoce bastante interés por Banco Gallego, en manos del Fondo de Reestructuración Bancaria Ordenada (FROB) tras la reciente ampliación de capital aprobada esta misma semana.

No obstante, los responsables del BES tienen su propio plan de crecimiento orgánico, con la casi inminente apertura de cinco nuevas oficinas, hasta sumar una red de 30, y la apertura de una decena más a medio plazo. Pedro J. Escudero reconoce que hay algunas capitales o zonas geográficas en las que el BES tiene intención de crecer y que el tamaño alcanzado en algunas grandes ciudades, como Madrid, está por debajo de lo que consideran necesario.

Según su visión, más allá de la posibilidad de una compra o una apertura lo importante en su tipo de negocio, dirigido a rentas altas, es la posibilidad de creación de equipos de profesionales para la captación de clientes. De hecho, Escudero ha destacado cómo han logrado fichar en los últimos meses profesionales procedentes de entidades como Bankia o Barclays.

Menos agresivos

Banco Espírito Santo se ha caracterizado en los últimos tres años en ser una de las entidades más agresivas en la denominada guerra del pasivo, aunque las actuales circunstancia en el mercado español les invita a ser menos agresivos. Aunque no han tenido notificación alguna por parte del Banco de España, ya que están supervisados por el banco central de Portugal que también impone duras condiciones que penalizan los fondos propios, el BES ha decidido reducir los extratipos de algunos de sus principales depósitos.

En concreto, desde este viernes su depósito a 12 meses ofrece un 3,50% TAE, para un importe mínimo de 25.000 euros y un máximo de dos millones. De igual manera, el depósito a seis meses tendrá una remuneración del 3% y el de más largo plazo, a tres años y con ventanas de liquidez anuales, ofrece un 3,25% TAE.

Pedro J. Escudero justifica sus agresiva estrategia en la guerra del pasivo, que ha venido "para quedarse" según sus propias palabras, más en la intención de captar clientes que en una necesidad de liquidez. De hecho, el grupo financiero portugués devolverá al BCE las inyecciones recibidas hace algo más de un año, como han comenzado a hacer ya la mayoría de los bancos españoles.

El director general de BES en España también ha recordado que su entidad también tiene intención de crecer en otros segmentos de negocio, como son créditos (en el que esperan crecer un 10% en el mercado español) o gestión de patrimonios, aunque el gancho por el momento se mantiene en depósitos con extratipos para atraer nuevos clientes.