Portal de información empresarial y financiera fundado en 2004
 
Cotizaciones:
Publicado el lunes 27 de febrero de 2012

Siete valores suman el 72% del selectivo español y demuestran la estrechez del mercado

Apostar al Ibex es jugar a que gana la banca

Los inversores en productos referenciados miran de reojo a las fusiones bancarias

ibexMarcos Celada.– El pasado jueves 23 de febrero, Gamesa, la empresa líder española en tecnología para parques eólicos, se desplomaba en Bolsa con una caída del 12,6%. La razón hay que buscarla en la desconfianza de los mercados hacia el futuro de este sector, ya que en datos concretos, la empresa presentó sus cuentas ese día con un aumento de beneficios basado en la expansión internacional. Una caída de ese calibre en un valor que ha apostado por la energía del futuro, podría haber sido la noticia financiera del día, en lo que a la Bolsa respecta. Pero no fue así. La sesión de hace cuatro días cerró con una pérdida del 1,49% en el Ibex-35. Las crónicas obviaban en su mayoría el desplome de Gamesa. Todas coincidían, sin embargo, en que la jornada había estado protagonizada por caídas y oscilaciones, mucho más suaves, de Banco Sabadell, Santander, BBVA, Iberdrola y Endesa, que habían terminado por lastar el índice más representativo. Pero, ¿realmente representa el Ibex-35 a la economía española y a su tejido industrial?

Esa es una polémica que nunca ha desaparecido de los corrillos financieros y que amenaza con volver con fuerza en las próximas semanas. La razón no es otra que el excesivo peso que tienen algunos valores en la composición del índice, y sobre todo los financieros. "Es verdad que si la banca se para lo pagamos todos y el ejemplo está en cómo la crisis del crédito ha frenado en seco la economía, pero el activo de la banca no es, ni con mucho, una cuarta parte del patrimonio financiero e industrial total de España", confiesa un analista financiero que es de los que creen que el Ibex no representa la realidad económica de España. Y es que efectivamente, según los últimos datos publicados por Sociedad de Bolsas, correspondientes a la media de enero de este mismo año, la banca supone un 23,5% del índice.

A este importante peso de la banca en la composición del índice se suma Telefónica, cuya cotización pondera un 18,8% en el índice. Así, las subidas o bajadas de los bancos y de la propia Telefónica condicionan en un 42,3% el alza o la caída del Ibex-35. "Y esta concentración de poder se ha ido corrigiendo con los años", añade el mismo analista financiero, quien recuerda que allá por el final de la década de los noventa, en plena burbuja tecnológica, Telefónica y sus filiales directas llegaron a suponer el 40% del Ibex ellas solitas. Sólo la ascensión del Santander, que ahora supone un 16,4% del índice, ha sido capaz de hacer algo de sombra a la empresa de telecomunicaciones.

La concentración de poder dentro del Ibex español llega a tal extremo que los denominados "siete magníficos", los primeros de la lista por ponderación (Telefónica, Santander, BBVA, Iberdrola, Repsol e Inditex) suman el 71,85% del valor total del índice general. Si se le añaden las otras entidades financieras que se encuentran entre estos 35 valores (Caixabank, Bankia, Popular, Sabadell y Bankinter) la suma total asciende entonces al 78.77% del total del Ibex. Es decir, que de lo que hagan doce valores, de los que siete son bancos, depende casi el 80% de lo que haga cada jornada el Ibex-35. Junto a ellos, sin embargo, hay 16 valores que no llegan a ponderar ni el 1% cada uno. En ese grupo es donde está Gamesa (pondera el 0,23%), que haga lo que haga apenas influye en la marcha general del índice.

Inversores referenciados

¿Tiene importancia esto para los inversores? Como en casi todo, depende. Muchos de ellos tienen su dinero en carteras de valores que no suelen englobar a los 35 valores del Ibex, por lo que dependen más de la evolución de las empresas por las que hayan apostado. Pero hay muchos miles de españoles que tienen sus ahorros en productos referenciados al Ibex-35. No invierten directamente en acciones ni han hecho en su vida operaciones en el mercado de valores, pero el rendimiento de sus inversiones depende de la marcha del Ibex y, por tanto, de lo que hagan el grupo de magníficos.

Según datos oficiales de la Bolsa, en la actualidad existen registrados 71 productos de inversión y ahorro que están referenciados directamente al Ibex-35. De ellos, un total de 25 corresponden a emisiones de bonos, certificados y algunos otros productos estructurados, de bancos nacionales y extranjeros, cuya rentabilidad final depende del cierre de alguna sesión concreta del Ibex. Otros 34 son fondos de inversión, muchos de ellos de la categoría de los garantizados, que también vinculan las garantías y la rentabilidad a la evolución del Ibex-35. Y finalmente hay registrados también otros 12 depósitos a plazo de bancos y cajas que también referencian totalmente la rentabilidad a la marcha del Ibex. Para quienes tengan su dinero en alguno de estos productos la acumulación de poder en el índice sí es importante.

A lo largo de los próximos meses va a haber una auténtica avalancha de noticias y rumores, en forma de quinielas o conversaciones, sobre las fusiones de la banca. Ello va a contribuir a que la cotización de estos valores sufra oscilaciones importantes en algunas jornadas que contribuirán poderosamente a que el Ibex-35 también tenga potentes altibajos. Los analistas señalan, sin embargo, que una de las tablas de salvación puede estar en que los dos grandes (Santander y BBVA) dependen más de sí mismos que de las quinielas sobre fusiones, aunque en el caso de BBVA sí puede haber más dientes de sierra, dependiendo de con quién acabe casándose, ya que el mercado da por hecho que protagonizará alguna fusión de relumbrón.

Otro problema adicional a corto plazo es el de la regulación del sector eléctrico, sobre la mesa del nuevo Gobierno, y que también va a afectar a la cotización de las empresas del sector, dependiendo de cómo decida el Ministerio de Industria solucionar el problema del déficit de tarifa. Las eléctricas incluidas en el Ibex-35 suman un 11,8% de la ponderación del índice, encabezadas por Iberdrola, que supone un 8,33% del total del Ibex. Muchas incógnitas para una bolsa que depende en más de tres cuartas partes de menos de la cuarta parte de sus valores.