Letra más grande Letra más pequeña
Enviar este artículo a un amigo Imprimir este artículo
Publicado el jueves 10 de diciembre de 2009
Enviar este artículo a un amigo
Email de tu amigo/a
Para que sepa quién lo envía...

ANÁLISIS

S&P desconfía de la Economía Sostenible de Zapatero

La agencia exige un rápido pacto político o rebajará la calificación de la deuda en fechas próximas

José Hervás.– Los analistas nos vienen alertando de que situación económica de los países PIGS no es sostenible. Advertíamos ayer de que tras la rebaja de la deuda de Grecia las agencias miraban con lupa al resto de los países PIGS. Portugal, Irlanda, y España, más Grecia, por su acrónimo en inglés. Son los cuatro países considerados más frágiles del Eurogrupo, calificados de forma despectiva por los medios anglosajones como países PIGS, cerdos. No han pasado 24 horas cuando ha llegado la seria advertencia de Standard&Poors, la mayor agencia del mundo, quien ha puesto bajo vigilancia "negativa" la deuda pública española. Significa que podría rebajarla próximamente. La agencia justifica esta decisión porque se vislumbra un crecimiento del PIB significativamente más bajo y se mantienen los déficit fiscales elevados a medio plazo, mientras no se están poniendo en marcha por parte del ejecutivo esfuerzos de consolidación fiscal más agresivos y politicas más poderosas enfocadas a la mejoría de las perspectivas a medio plazo, según el analista de S&P Trevor Cullinan.

Son los argumentos de Fitch para rebajar la calificación de la deuda helena. La novedad más relevante respecto de España es que o consigue un pacto político con la oposición, o rápidamente rebajará la calificación a España. El PP no había recibido ayer ninguna llamada para tratar de alcanzar un acuerdo.

Aunque Standard & Poors no ha rebajado la calificación todavía de la deuda española no descarta que pueda hacerlo en el futuro. Ayer recortó la "perspectiva" de la economía española, calificándola de negativa frente a su anterior estimación de estable.

Los analistas de esta compañía ofrecen como argumentos para su decisión la falta de agresividad de la política económica a la hora de plantear un crecimiento más solvente y de recortar el déficit público. Pese a las diferencias con Grecia estiman que el déficit español es muy elevado, quedando fuera de los criterios de la Unión Europea. Destacan sobre todo que crece muy rápido y que se situará en límites peligrosos si no se toman medidas que el Ejecutivo Zapatero no contempla adoptar.

La decisión no agradó ayer al Ejecutivo Zapatero, que no esperaba una nota tan crítica por parte de la agencia. Desaparecidos del equipo quienes han venido manteniendo las conversaciones con la agencia, ayer no sabían donde mirar.

Los analistas también echan en falta una política de consenso que la vicepresidenta económica del Gobierno no ha conseguido alcanzar ni con el principal partido de la oposición, ni con los partidos más próximos al Gobierno. Estos, cuando llega el momento de analizar la situación económica se ponen más cerca de Rajoy que de Zapatero. Lo hemos visto la pasada semana con ocasión del debate sobre el modelo de economía sostenible. No le agradaba a la oposición. Ahora sabemos que tampoco lo gusta a las agencias de calificación de riesgos.

El presidente del Ejecutivo no debería echar en saco roto alguna de las advertencias de la agencia aunque ayer tratara de restarle importancia. La perdida de la calificación para España supondrá un aumento importantísimo del coste de la financiación de las entidades españolas, dado que ninguna puede superar en calificación al que ostenta su país.

Hoy vamos a tener la oportunidad de ver lo que pasa cuando el Tesoro trate de colocar una emisión de obligaciones a 10 años. El Tesoro Público espera una suscripción de entre 2.000 y 3.000 millones de euros. Cual será el precio que habrá de pagar por suscribir esta nueva deuda a 10 años. La subasta precedente lo pagó al 3,88% de interés. La solución no tendrá que esperar nada más que unas horas. Ahora se entiende mejor por qué el presidente del Pastor anticipaba hace unas semanas que 2010 será durísimo y el Popular que habrá que buscar la financiación entre los particulares.